Placeholder

Por Gerardo Fernández

Nocaut

Escojo a Pacquiao

12/08/2012

¿Estará el cuarto encuentro entre el zurdo filipino Manny Pacquiao y el mexicano Juan Manuel Márquez a la altura de los pasados tres o será solo una versión avejentada, en cámara lenta y en ritmo de bolero? 

Pacquiao (54-4-2, 38 KO) y Márquez (54-6-1, 39 KO) han protagonizado tres emocionantes y cerrados combates, resultando en un empate y dos estrechas decisiones (una, dividida, la otra, mayoritaria) para el filipino. 

En ellas, ninguno ha establecido un dominio claro sobre el otro en las tres reyertas, a pesar de que Márquez ha sufrido cuatro caídas, tres veces en el primer asalto del primer choque, precisamente el que acabó empate. 

Creo que el mexicano mereció ganar el último pareo, en el que realizó un esfuerzo supremo. El fino contragolpeo y el excelente boxeo táctico de Márquez han sido unos problemas difíciles de resolver para Pacquiao. Pero, ¿obligará a Márquez la presión de querer impresionar a los jueces a ser el agresor, estrategia que lo sacaría  del plan de pelea con que ha sido exitoso frente a Pacquiao como ningún otro rival previo de este? 

Creo que Pacquiao mereció ganar sobre el estadounidense Timothy Bradley, quien lo venció en una cerrada decisión dividida en junio. ¿Le servirá a Pacquiao esta derrota de motivación adicional para este nuevo choque con el rival más duro y complicado de su carrera? O, ¿fue su demostración, más apagada que lo usual, síntoma de que ya comienza a decaer? 

Ninguno de los dos es precisamente un joven, contando Márquez con 39 años y Pacquiao con 33, y ambos han tenido su cuota de guerras dentro del cuadrilátero frente a gran parte del mejor talento de las varias divisiones de peso en que han peleado. 

En el aspecto técnico-táctico, ninguno de los dos podrá traer algo nuevo (tal vez solo el aspecto, si Márquez decide presionar más) porque ya se conocen demasiado bien. El peso y el almanaque favorecen a Pacquiao. Márquez solo ha combatido tres veces en las 140 libras o más, y Pacquiao asimila mucho mejor ese peso. Creo que volveremos a ver un combate con acción zigzagueante y momentos de brillo para cada uno de los púgiles, pero que el veredicto oficial quedará otra vez en manos de los jueces, a menos que Pacquiao logre cortar a Márquez (con mayor propensión a sangrar). 

Si el combate fuera en una división más liviana, me iba con Márquez, pero en el peso wélter (147 lbs) escojo a Pacquiao.