Placeholder

Por Ana Enid López

En alta definición

Gremal ¡Sigue pa’ alante!

12/27/2012

A la verdad que hay gente que no tiene ni una pizca de compasión hacia el prójimo. ¿A quién se le ocurre pensar que Gremal Maldonado se inventó lo de su parálisis facial como un truco publicitario? Los artistas son de carne y hueso, y están expuestos a las mismas enfermedades que el resto de la humanidad. No sé cómo esta chica, a sus 18 años, esté manejando la realidad que está viviendo al ver su rostro diferente pero, por experiencia propia, puedo decir que no es fácil. Una parálisis facial no es grave, no es una enfermedad mortal, pero sí ataca la autoestima de la persona. Por eso, además de las terapias físicas que son indispensables para la recuperación, es necesario contar con un grupo de apoyo. El respaldo de la familia en este proceso es vital y en el caso de Gremal es de conocimiento público que ha vivido grandes tensiones porque su mamá no aprueba su carrera artística. A eso se suma la presión que genera el pasar a ser una figura pública de la noche a la mañana.

El estrés es el peor enemigo de la parálisis facial, por eso los médicos le han recomendado a la ganadora de Idol Puerto Rico (Wapa) que suspenda su agenda de promoción hasta nuevo aviso. En este momento, su salud es lo principal.

Ayer hablé con el manejador de Gremal, Jafet Santiago, y este desmintió la versión de que la novel cantante se cayó de un fourtrack. “No vamos a responder a chismes”, afirmó Santiago, quien aseguró que Gremal “está siguiendo todas las indicaciones médicas y está de mejor ánimo”. También confesó que la artista se sintió bastante frustrada por el hecho de que esto le ocurriera justo cuando iba a iniciar la promoción de su primer disco.

A Gremal le digo que no puede permitir que la parálisis facial paralice su vida. Hay que echar la vanidad a un lado y seguir adelante. Además, la belleza es relativa y le aseguro que muchos encontrarán que ahora se ve más linda con su nueva sonrisa. Así que cuídate y, cuando estés lista para retomar tu carrera, sigue pa’ alante y olvídate del qué dirán.