Placeholder

Por Irene Garzón Fernández

De primera mano

¡Feliz Año Nuevo!

12/31/2012

Más regalitos

Como prometiera en la columna anterior, hoy seguimos repartiendo regalos navideños a figuras públicas. En la víspera del 2013 expresamos nuestros mejores deseos de que sea un año más tranquilo, con menos crímenes, mejor calidad de vida y menos corrupción gubernamental. Demos la bienvenida al Año Nuevo sin disparos al aire, ya que estos pueden ocasionar la muerte de inocentes, y, como pueblo, con espíritu renovado por el bienestar común.

* Aníbal Acevedo Vilá - Un contrato de coaching con Eduardo Bhatia. La reconciliación con Sila M. Calderón.

* Pedro Rosselló - Una candidatura para “Ricky”. Otro nombre para el Centro de Convenciones.

* Carlos Romero Barceló - El retiro definitivo. Un empleo para Melinda.

* Rafael Hernández Colón - Un guiñol para que se entretenga moviendo hilitos. Una edición revisada de La nueva tesis. Una licencia de conducir para que no necesite chofer.

* Sila M. Calderón - La autoría de un libro sobre cómo andar sin escoltas y sobrevivir. Nueva vida para las comunidades especiales.

* César Miranda - La administración de San Juan. Una pista para joguear en la alcaldía.

* Norma Burgos - Una escalera bien larga para seguir trepando.

* Guillermo Somoza Colombani - Una toga de juez colgada en su clóset para combatir la nostalgia. Un costurero.

* Víctor Suárez - Una flota de lanchas en condiciones para las rutas de Vieques y Culebra y para Cataño.

* Kenneth McClintock - Una cátedra para enseñar cómo nadar y guardar la ropa. Un empleo en el sector privado. Un muñeco “siempre parao”.

* Zaida (Cucusa) Hernández - Una cena de despedida de año con Rafael Cox Alomar.

* Heidi Wys - Una capucha del Ku Klux Klan.

* Edwin Mundo - Un recuento de ovejas para dormirse.

* Iván González Cancel - Una cirugía mayor al corazón del PNP.

* Ángel Cintrón - Un libro sobre tendencias.

* Albita Rivera - Una colección de brujas recortables. Un retrato de Jorge Santini.

* Liza Fernández - Las obras completas de Enrique Laguerre. Una dirección residencial. Una careta de concreto.