Placeholder

Por Gerardo Fernández

Nocaut

Teorías de conspiración

02/16/2013
La resolución emitida por el Comité de Campeonatos Mundiales de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) parece más una bola de humo tratando de justificar la decisión en lugar de otorgar el merecido combate de revancha al mexicano Juan Carlos Burgos.

En su pelea contra el puertorriqueño Román “Rocky” Martínez, titular superpluma (130 libras) de dicho organismo, los jueces votaron un empate dividido (116-112 Martínez, 117-111 Burgos, 114-114), difícilmente uno respaldado por lo ocurrido dentro del cuadrilátero. Anoté el combate 116-112 a favor de Burgos.

Lo más interesante es el arcano método escogido para decidir la controversia en lugar de optar por la línea más lógica. Cinco jueces anotaron nuevamente la pelea, pero en lugar de tomar el total acumulado de cada una de las cinco tarjetas para decidir sobre esa base, el Comité de Campeonatos recurrió a un análisis confuso y hasta desorientador por inconcluso.

Tomó la votación asalto por asalto de los cinco jueces junto con la de los tres que ya habían votado para tener ocho votos por asalto. ¿Por qué incluir las votaciones bajo protesta y no usar solamente la de los cinco jueces revisores? ¿Cuál fue la votación individual de estos jueces, la que no aparece por ningún lado de la resolución? ¿Cuántos jueces votaron por Martínez (26-1, 16 KO) y cuántos por Burgos (30-1-1, 20 KO)?

Procede la resolución a detallar los porcientos con que ganó cada uno de los púgiles los asaltos anotados a su favor a base de los ochos jueces, con dos de ellos empates (4-4), para sin mayor análisis salta a la conclusión de que el resultado “no fue sustancialmente irregular o una clara aplicación errónea de las reglas del boxeo que resultase en una injusticia manifiesta”, por lo que no recomiendan el pleito de revancha.

De ese desglose, se desprende que Burgos ganó seis asaltos y Martínez cuatro. Burgos lo hace con mucho mayor peso estadístico (tres asaltos con el 100% de los votos por uno de Martínez, dos asaltos con el 87.5% de los votos frente a uno, etc.). ¿Saben estas personas lo que es en estadística la media ponderada y el porqué no se aplicó en este análisis?

¿Cómo quedaban estos porcientos sin incluir las votaciones de los tres jueces originales?

El hecho de que, además, Martínez tenga una pelea el 6 de abril en Macao, China, defendiendo frente al estadounidense Diego Magdaleno, añade un trasfondo fértil para todo tipo de especulaciones y teorías de conspiración.