Placeholder

Por Mario Alegre Femenías

Sin subtítulos

UC: The Ballad of Narayama / The Kid with a Bike

02/20/2013

En esta nueva edición de Universidad Criterion reseño dos de los más recientes lanzamientos en Blu-ray bajo el sello de The Criterion Collection.

El primero es The Ballad of Narayama (1958), del director Keisuke Kinoshita, cuya tradicional historia japonesa fue recontada en 1983 por Shohei Imamura en otra película homónima que cargó con la Palma de Oro en Cannes. 

Luego tenemos un estreno más reciente: The Kid With a Bike (2011), el último filme de los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne, el cual estrenó en Puerto Rico a mediados del año pasado.


The Ballad of Narayama

Las leyendas japonesas me resultan tan exóticas como fascinantes. Muchas de ellas las he descubierto a través del cine, pero nunca me había topado con la práctica conocida como “ubasute”. Esta antigua costumbre nipona forma parte de su folklor y ha servido de inspiración en distintos medios. El rito es el siguiente: cuando una persona alcanza una cierta edad, un familiar lo carga hasta una montaña u otra área desolada y lo abandona ahí a morir. Según la historia, esto solía ser una orden feudal en tiempos de sequía o hambruna.

En el caso de The Ballad of Narayama, el ritual es una tradición de una pequeña aldea, vista por los ancianos como un pasaje de rito por el cual todos deben atravesar al cumplir los 70 años. Algunos ruegan por no ser sometidos a esta aparente crueldad, pero para otros, como la vieja “Orin”(Kinuyo Tanaka), es algo inevitable y lo acepta con dignidad. Su único deseo antes de partir es que su hijo mayor, “Tatsuhei (Teiji Takahashi), consiga una nueva esposa tras quedar viudo. Sin embargo, la llegada de una posible pareja aceleraría el viaje de “Orin” a su última morada en la montaña Narayama, por lo que el hijo se ve forzado a tomar una decisión de monumental dificultad.

El director Keisuke Kinoshita logra borrar la línea entre el teatro y el cine con su fascinante puesta en escena, combinando elementos cinematográficos y del tradicional teatro kabuki, como lo es la evocadora narración cantada, en tono de lamento, que es característica de ese arte japonés.  El filme se realizó casi en su totalidad dentro de un estudio, por lo que el cineasta tenía pleno control de la iluminación y la escenografía que constantemente va transformando para alterar la atmósfera.

The Ballad of Narayama es un viaje que funciona en niveles artísticos y emocionales. Nos confronta con la inevitabilidad y aceptación de nuestra mortalidad, la de nuestros familiares, y nos cuestiona cuál es la manera más digna de asimilar esta realidad. ¿Sería más fácil saber de antemano nuestra fecha de expiración? ¿Qué haríamos diferente? ¿Cómo trataríamos a los demás? Los últimos 20 minutos del filme -cautivantes, escalofriantes y, también, hermosos- invitan a estas y otra reflexiones.

Presentación audiovisual

The Ballad of Narayama fue restaurada en resolución 4K para su proyección en el Festival de Cannes el año pasado y aquí se presenta en su formato original 2.39:1 en 1080p. El resultado es sumamente impresionante. El impacto visual es contundente desde las primeras escenas y se hacen aun más revelador a medida que transcurre el filme. La reproducción de colores es excelente, con una tremenda saturación, mientras que el contraste está al mismo nivel de calidad con tan sólo algunas señales de deterioro en la copia que pasa inadvertidas si se pestañea.

Un error que había sido reportado en el disco, cuya imagen parece trabarse alrededor del minuto 36, ha sido aclarado por Criterion como un problema en la copia original, no en su codificación. Yo no me di cuenta la primera vez que la vi y en realidad, como el audio no se afecta, es fácil ignorarlo.

Sólo hay una pista de audio, en japonés LPCM 1.0 Mono. A través de este canal se aprecia claramente los cánticos narrativos así como la evocadora banda sonora.

Extras

El tráiler, el teaser y un panfleto ilustrado con un ensayo del crítico Philip Kemp. Eso es todo.


The Kid With a Bike

*Crítica republicada del 10 de junio de 2012

Si de algo nunca ha pecado el ilustre dúo de directores compuesto por los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne es de ser melodramático. Sus películas infunden un gran humanismo por medio de un estilo  naturalista que nos acerca a sus personajes desde una perspectiva grisácea, donde no siempre hay buenos y malos, sino simplemente personas con suma complejidad.

En The Kid With a Bike,  los Dardenne nos presentan a uno de sus más fascinantes personajes: el pequeño “Cyril Catoul”, quien vive en un centro para menores tras haber sido abandonado por su padre. “Cyril”, sin embargo, aún no acepta la idea que su padre no lo quiere. ¿Por qué tendría que hacerlo? A su corta edad es algo difícil de comprender, por lo que aún lo llama y se escapa del orfanato para visitarlo en su trabajo en un fútil intento por conectar.

“Cyril”  parece una causa pérdida, y el joven Thomas Doret lo interpreta con tanto realismo que es posible olvidar que se trata de ficción. Su rostro denota la ingenuidad de un niño, pero confundido y molesto por la injusta mano que le ha repartido el destino, canalizando sus frustraciones  visceralmente por medio de la violencia. De no ser por el alma caritativa que se cruza en su camino, su vida habría sido un cliché social más.

“Samantha” (Cécile De France), la peluquera del hogar, le permite a “Cyril” quedarse los fines de semana en su casa y entre ambos nace una relación basada en compasión y entendimiento. No conocemos mucho sobre “Samantha”, pero De France demuestra en su excelente actuación una empatía que refleja comprensión de su parte respecto a la situación que atraviesa el niño.

La dirección de los Dardenne es impecable. Con su característico uso de la cámara al hombro, se acerca a sus dotados actores sin llamar mucho la atención, tal como si fuesen testigos invisibles de la acción filmando un documental donde lo importante es el sujeto y no el protagonismo propio. Su guión es igualmente estupendo, trazando un arco cautivante  para “Cyril” y “Samantha” basado en esos lazos que se forman entre extraños y que a veces son más fuertes que la sangre. Más que de madre e hijo, el vínculo entre ellos es simplemente de dos humanos faltos de afección y cariño.  

Al tratarse de un largometraje de los hermanos Dardenne, es natural esperar una trama emocionalmente fuerte, capaz de llevar al espectador  a lugares muy oscuros en el que tememos lo peor en todo momento. Sin embargo, aunque a veces es difícil percibirla, dentro de toda la angustia los cineastas, en esta ocasión, destilan un inusual toque de esperanza.

Presentación audiovisual

La cálida cinematografía de Alain Marcoen –quien supervisó esta transferencia en alta definición en su formato original 1.85:1- es reproducida impecablemente en este Blu-ray. El acercamiento de Marcoen a la historia es tan naturalista como el de los Dardenne, por lo que usa mucha luz natural que proveen una genuina reproducción de colores y tonos de piel.

La pista de autio DTS-HD Master Audio 5.1 recibe el mayor “workout” cuando se escucha una pieza de Beethoven que es reusada a lo largo del filme. El diálogo, a través del canal central, se aprecia con claridad.

Extras

Como ha sido la norma en los últimos lanzamientos de películas de los Dardenne por The Criterion Collection, esta edición también incluye una extensa conversación con los cineastas moderada por el crítico y director Kent Jones. La entrevista dura 74 minutos y entre los detalles que afloran durante la conversación está el origen del filme que, según los Dardenne, se les ocurrió durante un viaje a Japón inspirados por una fábula de ese país.

Los protagonistas, Cécile De France y Thomas Doret, también fueron entrevistados por Criterion con motivo de este Blu-ray. Por su parte, De France habla sobre la emoción de trabajar con los Dardenne por primeva vez y el periodo de ensayo, mientras que Doret explica cómo fue el proceso de audición.

Return to Seraing es un segmento en el que los Dardenne regresan a cinco localidades en las que filmaron para explicar la decisiones que tuvieron que tomar.

Por último tenemos el tráiler de la cinta y un panfleto de 18 páginas que contiene un ensayo escrito por el historiador de cine Geoff Andrew.


Nota final

Si son amantes de la cultura japonesa, The Ballad of Narayama los va a hipnotizar, pero si no están muy seguros de que sea algo compatible con sus gustos, el filme está disponible para los suscriptores de Hulu Plus. Por otra parte, el Blu-ray de The Kid With a Bike se vería muy bien justo al lado del La Promesse y Rosetta, que fueron lanzados el año pasado por Criterion. Si desean ver la película antes de tomar la decisión, lo pueden hacer a través de Netflix