Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Cómo sé si soy celíaco

Por Josefina Barceló Jiménez / josefina.barcelo@gfrmedia.com 05/15/2017 |00:05 a.m.
La enfermedad celíaca es hereditaria, lo que significa que “corre en la familia”. (Archivo)  
Los celíacos no pueden digerir el gluten de forma adecuada.

Cuando comes pan, galletas, bizcocho, pastas y otros productos que tienen gluten, ¿te da dolor de estómago, sientes que se te infla la barriga y hasta te dan diarreas? Quizás padeces la enfermedad celíaca.


La doctora María Jiménez Almodóvar, gastroenteróloga pediátrica, de la Clínica de Subespecialistas Pediátricos del Hospital Auxilio Mutuo, en Hato Rey explica que este este es un trastorno del sistema inmunológico que afecta las vellosidades del intestino delgado cada vez que se consume una proteína llamada gluten. 

“Esta proteína se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno e híbridos de estos granos. Puede encontrarse también en algunas medicinas”, sostiene.

La enfermedad celíaca es hereditaria, lo que significa que “corre en la familia”. 

“Se da en personas que tienen predisposición genética a ser intolerantes al gluten. Puede presentarse a cualquier edad, desde los primeros años de vida hasta en la adultez”, asegura la doctora Jiménez.

 Un diagnóstico más seguro basado en análisis de sangre ha puesto de manifiesto que el trastorno afecta a 1 de cada 300 personas en Europa e igualmente en Estados Unidos; y afecta por igual a ambos sexos.

“No existe cura para esta condición, pero si el gastroenterólogo ha diagnosticado la enfermedad celíaca, existen formas para remediar los síntomas y cualquier daño que hayan sufrido los intestinos”, agrega.

Mayo es el Mes de Concientización de la Enfermedad Celíaca, aprende más sobre ésta. 

La causa de la enfermedad celíaca

Cuando el gluten entra en contacto con el revestimiento interno del intestino delgado, se produce una reacción por la cual el sistema inmune ataca erróneamente a dicho revestimiento. Este revestimiento tiene unas vellosidades, que son como pequeños dedos. Las vellosidades suelen absorber nutrientes, como las vitaminas, el hierro y el calcio de los alimentos que comemos. 

“Cuando las vellosidades están dañadas, los nutrientes que hay en los alimentos pasan por el intestino sin ser absorbidos, lo que origina deficiencias de vitaminas y minerales, y causa anemia y debilitamiento de los huesos, osteoporosis”, subraya la gastroenteróloga pediátrica.

¿Cuáles son los síntomas?

Según la doctora Jiménez Almodóvar, esta enfermedad puede manifestar diversos síntomas cada vez que el paciente ingiere alimentos con gluten. “Algunas personas con la enfermedad no padecen de ningún síntoma, advierte. Esta condición puede ocasionar: 

1. Dolor estómago e inflamación en la zona de la barriga.

2. Diarreas, flatulencias y hasta vómitos. 

3. Pérdida de peso. Puede afectar el desarrollo de los niños.

4. Otras señales pueden ser cambios de humor. La irritabilidad, depresión y cambios en el estado de ánimo son propios de esta condición y derivados por las molestias que sufre el paciente que no es tratado.

5. La fatiga crónica es otro síntoma, pues debido a los problemas de nutrición derivados de esta condición el paciente no cuenta con la energía necesaria para su día a día.

6. Al cuerpo no poder absorber muchos de los nutrientes que se ingieren en la dieta, los celíacos suelen presentar carencias de vitamina B12, vitamina D, hierro y folato. Esto puede conducir a una anemia. 

7. Otras de las señales: falta de apetito, erupciones en la piel, calambres, desnutrición, retraso en la aparición de la primera regla en las chicas y problemas de fertilidad.

Su diagnóstico 

La Asociación Puertorriqueña de Gastroenterólogía reconoce que la enfermedad celíaca puede ser difícil de diagnosticar porque sus síntomas se parecen a los de muchas otras enfermedades digestivas. Por eso, las personas pueden tener la enfermedad por muchos años sin recibir tratamiento.

“Si tu médico cree que tienes la enfermedad, probablemente te haga una prueba de sangre para medir los anticuerpos contra el gluten. Deberás seguir tu dieta normal antes y durante del período de la prueba. Es decir, comer tus comidas habituales. Si no lo haces, los resultados podrían ser erróneos”, expone la doctora Jiménez.

“Si las pruebas indican un posible caso de enfermedad celíaca, serás referido a un gastroenterólogo quien te hará una biopsia intestinal para verificar el diagnóstico”, añade.

Un paciente puede recuperar la vellosidad en el intestino delgado y mejorar su estado de salud, pero para esto, plantea Jiménez, “tiene que eliminar por completo el gluten de la dieta”, lo que lleva a hacer cambios radicales en el tipo de alimentos que se ingieren.

Dice la doctora que pacientes que tienen esta enfermedad, tienen dos veces más riesgo de desarrollar linfoma no-Hodgkin (un cáncer del tejido linfático). “Este riesgo se iguala a la población general una vez se hace la dieta”, recalca. 

 ¿Cómo sé que un alimento es libre de gluten? 

Lo más importante del tratamiento consiste en eliminar de la alimentación cualquier producto que contenga gluten. Esto suele bastar para que mejore e incluso desaparezca la lesión del revestimiento epitelial del intestino. Sin embargo, la lesión reaparecerá si se reintroduce el gluten en la dieta.

Para los que padecen de la enfermedad celíaca identificar los alimentos libres de gluten es vital. Afortunadamente, en agosto de 2013, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) emitió una regulación que uniforma lo que significa “libre de gluten” en las etiquetas de los alimentos. Esto asegura que las indicaciones de libre de gluten en los productos alimenticios sean uniformes y confiables en toda la industria de los alimentos.

La FDA definió los términos “Gluten-free” (“libre de gluten”), “No gluten”, “Free of gluten” (“libre de gluten”) y “Without gluten” (“sin gluten”). Los alimentos con cualquiera de estos términos tienen que cumplir con los requerimientos de la regulación libre de gluten. 

La FDA exhorta a los consumidores a confiar en estos cuatro términos cuando busquen alimentos que observen la definición de la FDA y se puedan usar como parte de una dieta libre de gluten. 

Los alimentos con una indicación de que son libres de gluten deben contener menos de 20 partes por millón de gluten. Este nivel es el más bajo que se puede detectar con confianza en alimentos usando métodos validados científicamente. 

La regulación de la FDA para productos libre de gluten se aplica a todos los alimentos y bebidas (incluidos alimentos empaquetados, suplementos dietéticos, frutas, vegetales, huevos con cáscara y pescado) excepto: carne, carne de ave y ciertos productos de huevo y la mayoría de las bebidas alcohólicas. 

Regresa a la portada

Tags

FDAalimentossaludcomidaGlutenenfermedadRevista Saludable