Qué hacer cuando no puede pagar su casa

07/24/2008 |11:55 p.m.
 
Si tiene problemas para efectuar sus pagos hipotecarios le ofrecemos algunas alternativas que pueden ayudarle a salvar su hogar.

La posibilidad de perder su casa por no poder cumplir con los pagos de su hipoteca puede resultar aterradora. Ésta es una razón más que suficiente para que no pueda volver a dormir tranquilo. Quizás usted sea uno de los muchos consumidores que tomaron una hipoteca con una tasa fija aplicable durante los primeros dos o tres años y a la que después se le comenzó a aplicar una tasa ajustable. O tal vez, puede ser que ante la gran crisis económica que se vive en la Isla, como cientos de otras personas, esté teniendo problemas para cubrir sus gastos debido a una crisis financiera no relacionada con su hipoteca, como una enfermedad, una baja en sus ingresos, un divorcio o hasta la pérdida de su empleo.

Si  comienza a tener dificultades para realizar sus pagos hipotecarios mensuales, entonces tiene un problema que debe atender de inmediato. Aun la falta de un solo pago puede ser difícil de reponer. Si éste es su caso, sepa que no está sólo.  No se desespere y trate de actuar y de comunicarse con su banco hipotecario a la brevedad posible.

Algunas personas, cuando se ven en problemas financieros, tratan de prolongar lo más posible el comunicarse con sus acreedores. Ésta es una estrategia equivocada si quiere retener su casa. Si pospone el tomar acción con la esperanza de que su situación financiera mejore, ¡se está arriesgando a perder su casa!

En entrevista exclusiva con HOGAR Y CONSTRUCCIÓN, Roberto Baerga, presidente y CEO de Consumer Credit Counseling Service of Puerto Rico, organización privada sin fines de lucro dedicada a proveer a los consumidores servicios de educación y consejería financiera, nos habla sobre las alternativas disponibles para evitar una ejecución hipotecaria.

“Uno de los primeros consejos que le doy a las personas que enfrentan una crisis financiera es que se pongan en comunicación con el prestamista (o la compañía que le da servicio a la hipoteca) y explíqueles su situación”, sostiene Baerga. Y añade, “También considere todos los recursos posibles. ¿Existe algún familiar que le pueda prestar el dinero? ¿Cuenta  con acciones o una póliza de seguro a la que le pueda pedir prestado? ¿Puede recortar algunos gastos aunque sea temporalmente? ¿Puede conseguir un trabajo de tiempo parcial o trabajar horas extras? Trate de comunicarse con una agencia de consejería crediticia local que le ayude a organizar sus finanzas y a establecer un plan de pago funcional”, afirmó el presidente de Consumer Credit Counseling.
Otro consejo que ofrece el asesor financiero es, “No intente ponerse al día con los pagos hipotecarios atrasados tomando un préstamo a corto plazo de una compañía de préstamos o tomando un avance en efectivo de su tarjeta de crédito. La tasa de interés al consumidor es muy alta y podría resultar en mayores problemas financieros más adelante”.

 

SI SE ATRASÓ CON SUS PAGOS
Si está teniendo problemas para cumplir con el pago de sus mensualidades hipotecarias, comuníquese con el administrador de su préstamo lo antes posible para discutir sus opciones. La mayoría de estas entidades están dispuestas a buscar soluciones con clientes que actúan de buena fe y se comunican en cuanto tienen problemas. Mientras más tarde en comunicarse con su banco hipotecario menos opciones tendrá. Si tiene tres o cuatro cuotas mensuales sin pagar, su préstamo entrará en incumplimiento (default), y la mayoría de las entidades de préstamo ya no le aceptarán un pago parcial de la deuda vencida. En este punto, a menos que usted aparezca con el dinero necesario para cubrir todos los pagos incumplidos y los cargos aplicables por la demora, la entidad de préstamo iniciará el procedimiento de ejecución hipotecaria.

 

CÓMO COMUNICARSE CON EL ADMINISTRADOR DE SU PRÉSTAMO
Antes de iniciar algún tipo de conversación sobre su problema con el representante de la entidad de préstamo que administra su hipoteca, prepárese. Haga una lista detallada de sus ingresos y sus gastos. Luego anote las respuestas a las siguientes preguntas:  ¿Por qué motivos incumplió el pago de su(s) mensualidad(es) hipotecarias? ¿Tiene algún documento que demuestre los motivos de sus atrasos? ¿De qué manera intentó resolver este problema? ¿Su problema es temporal, de largo plazo o permanente? ¿Cuáles son los cambios que prevé para su situación tanto a corto como al largo plazo? ¿Cuáles son los otros asuntos financieros que podrían estar impidiéndole ponerse al día con los pagos de su hipoteca y continuar cumpliendo con los pagos? ¿Qué le gustaría que sucediera? ¿Desea conservar la casa? ¿Qué tipo de acuerdo de pago sería el más factible para usted?

Luego, anote el nombre de la persona con la que habló y escriba una carta de seguimiento para su expediente de préstamo. Si  no puede comunicarse con su prestamista por teléfono, escriba esta misma información en una carta y pídale al prestamista que se ponga en comunicación con usted.

 

CÓMO EVITAR LA EJECUCIÓN HIPOTECARIA

Si se ha atrasado en sus pagos hipotecarios, considere discutir con el administrador de su préstamo las siguientes opciones para prevenir la ejecución hipotecaria:

- REINSTALACIÓN DE LA HIPOTECA: Esta opción le permite pagar la totalidad del monto atrasado, más cualquier cargo o multa aplicables por el atraso de sus pagos, a una fecha específica acordada entre usted y el administrador de su préstamo. Esta opción podría ser adecuada si sus atrasos en los pagos de la hipoteca se deben a un problema temporal.

- PLAN DE REPAGO: En esta opción, el administrador de su préstamo le concede un período de tiempo fijo para repagar el monto atrasado sumándole una parte del monto vencido al importe de sus pagos mensuales regulares. Esta opción podría ser adecuada si usted solamente incumplió el pago de unas pocas cuotas mensuales.

- TOLERANCIA POR INCUMPLIMIENTO DE PAGO (FORBEARANCE): Con esta opción se reduce el monto de sus pagos mensuales o se suspenden por un período de tiempo acordado entre el administrador de su préstamo y usted. Al finalizar dicho período,  retoma su programa regular de pagos y también asume el pago de una suma mayor o se compromete a hacer pagos parciales adicionales por una cantidad determinada de meses para ponerse al día con su préstamo. La tolerancia por incumplimiento de pago puede ser una opción adecuada si sus ingresos son reducidos temporalmente, (por ejemplo, si usted tomó una licencia de trabajo por discapacidad pero prevé retomar su ocupación a tiempo completo en un corto plazo). La tolerancia por incumplimiento de pago no es una opción que le pueda servir de ayuda si vive en una casa que está fuera de su presupuesto

- MODIFICACIÓN DEL PRÉSTAMO: Con esta opción usted establece un acuerdo con el administrador de su préstamo para cambiar de manera permanente uno o más términos de su contrato hipotecario para que pueda afrontar los pagos mensuales con mayor facilidad. Las modificaciones pueden incluir bajar la tasa de interés, extender el plazo del préstamo, o añadirle el monto de las mensualidades no pagadas al total del préstamo. Una modificación de su hipoteca quizás sea necesaria si está pasando por una reducción de sus ingresos que usted espera que dure largo plazo.

Antes de consultar las opciones de tolerancia por incumplimiento de pago o una modificación del préstamo, prepárese para demostrar que usted está haciendo un esfuerzo de buena fe para pagar su hipoteca. Por ejemplo, si usted puede demostrar que ha reducido otros gastos, es más probable que el administrador de su préstamo tenga voluntad de negociar.

- VENTA DE SU VIVIENDA: Dependiendo de las condiciones del mercado inmobiliario en su área, la venta de su casa tal vez podría proporcionarle los fondos necesarios para pagar la totalidad de su deuda hipotecaria.

- BANCARROTA: Generalmente, la bancarrota o quiebra personal es considerada la opción de último recurso porque tiene un alto impacto negativo a largo plazo. La bancarrota permanece registrada en su informe de crédito por un período de 10 años, lo cual puede dificultarle obtener crédito, comprar otra casa, obtener un seguro de vida o, hasta algunas veces, conseguir un empleo. No obstante, la bancarrota es un procedimiento legal que puede ofrecer la posibilidad de empezar de nuevo a aquellas personas que no pueden cumplir con el pago de sus deudas.

Si  no puede ponerse de acuerdo con la entidad de préstamo que administra su hipoteca para resolver su problema por medio de un plan de repago u otra solución, posiblemente desee investigar si puede presentar su declaración de bancarrota bajo los términos establecidos en el Capítulo 13 de la Ley de Quiebras. En caso de que usted tenga ingresos estables, puede ser que el Capítulo 13 le permita conservar sus bienes, como por ejemplo una casa hipotecada o un automóvil, o sea, bienes que quizás perdería de otra manera. En una bancarrota contemplada bajo el Capítulo 13, la corte aprueba un plan de repago del monto de la deuda que le permite   utilizar sus ingresos futuros para pagar sus deudas durante un período de tres a cinco años en lugar de perder la propiedad de sus bienes. Después de haber cumplido con todos los pagos estipulados en el plan,  recibirá un descargo (discharge) de algunas deudas.

Para consultar información más detallada sobre el Capítulo 13, visite en Internet el sitio web del Programa de la Sindicatura de EE.UU. (U.S. Trustee Program), www.usdoj.gov/ust; esta organización es parte del Departamento de Justicia de EE.UU., y supervisa los casos de bancarrota y a sus liquidadores.

Si  contrajo una hipoteca con la Administración Federal de la Vivienda (Federal Housing Administration, FHA) o a través de la Administración de Veteranos (Veterans Administration, VA), posiblemente tenga otras alternativas para evitar la ejecución hipotecaria de su casa. Para discutir sus opciones, consultecon su banco hipotecario o acceda a  la página  web de FHA (www.fha.gov) o de VA (www.homeloans.va.gov).

 

PARA COMUNICARSE CON CONSUMER CREDIT COUNSELING SERVICE
Esta organización sin fines de lucro puede ayudarlo a retomar el control de sus finanzas personales. Para más información, llame al (787) 722-8835 o 1-800-717-2227

También existen oficinas regionales localizadas en toda la Isla. 

Bayamón (787) 269-4100

Carolina (787) 750-7644

Arecibo (787) 816-0210

Caguas (787) 703-0506

Mayagüez (787) 265-0480 

Ponce (787) 844-4550

 

TELÉFONOS DE LOS BANCOS HIPOTECARIOS PARA CLIENTES QUE TIENEN PROBLEMAS CON EL PAGO DE SU CASA

La Mortgage Bankers Association of Puerto Rico suministró esta lista de teléfonos de contacto de algunos bancos hipotecarios para el cliente que enfrenta problemas para pagar su casa.

BBVA MORTGAGE (Servicio al cliente) 787-758-3399

DORAL MORTGAGE (contestador automático, escuche las opciones) 787-749-7000

EMI EQUITY MORTGAGE  787-620-2929

FEMBI MORTGAGE (Rafael Báez) 787-625-2525

FIRST BANK SERVICING CALL CENTER (Servicio y Cobros)  787-283-4120

METRO ISLANDO MORTGAGE (Freddy Zamora) 787-765-0496

MONEY HOUSE (Ángel Vázquez)  787-725-8000

POPULAR MORTGAGE (Puerto Rico Loss Mitigation)  787-281-4742

RG MORTGAGE (Orlando Vélez, Luis Martorell)   787-766-8181, 787-766-8163

RF MORTGAGE  787-782-8255

SANTANDER MORTGAGE (Sonia Rivera, Delfina Cátala)   787-625-6549