RETOS RQUITECTÓNICOS

09/25/2008 |
Arquitecto Pedro M. Cardona Roig, presidente del CAAPPR  

Con especial interés en el desarrollo urbano del país y destacando el rol de los arquitectos, planificadores, desarrolladores y otros profesionales, recientemente se realizó el foro Evolución-transformación: Reflexiones urbano-arquitectónicas para el Puerto Rico del Siglo 21. La actividad cumbre de la celebración de la Semana de la Arquitectura- permitió la reflexión y el análisis de diversos temas de preocupación como el desparramamiento urbano, la vivienda de interés social, el proceso de permisos y la conservación y sustentabilidad del entorno.

Varios paneles asistidos por expertos en el tema arrojaron luz sobre la falta de planificación, el mal uso de los terrenos como una situación de actualidad, la carencia estética en el paisaje construido que se ha venido efectuando desde mediados del siglo pasado, cuando explotó el boom de la construcción y, entre otros, la urgencia de proteger las áreas de valor ecológico, natural, agrícola y escénico, y los bienes edificados como señas de identidad colectiva.

En este apartado, tanto el profesor en planificación urbana Aníbal Sepúlveda Rivera como el arquitecto Jorge Rigau coincidieron en rescatar las estructuras que funcionaban en siglos pasados para el almacenamiento y abastecimiento de agua como el antiguo acueducto del Río Piedras, la red de canales de irrigación, construida en las primeras décadas del siglo 20 e integrada por tres sistemas –Costa Sur, Isabela y Valle de Lajas- y la represa del río Portugués en Ponce. Un tercer panelista en el foro denominado El legado urbano y arquitectónico en Puerto Rico, fue el biólogo marino Máximo Cerame Vivas, quien acertó al cuestionar sobre cómo se puede construir sabiamente sin afectar las áreas de valor ecológico ante la carencia de una base de datos certeros y actuales sobre la fauna y flora marítima, por ejemplo.

Igualmente, la coordinadora de Sierra Club, Camilla Feibelman, destacó la importancia de medir los beneficios del desarrollo económico a base de las pérdidas ambientales que éste supone y si realmente esto significa un buen crecimiento. Destacó el desempeño de Greg Nickels, alcalde de Seattle, una de las ciudades más cool del hemisferio, debido a la voluntad de transformación y la agresiva política ambiental que adoptaron desde el 2005, cuando la administración de George W. Bush declinó firmar el tratado de Kioto y crearon el Acuerdo de Protección Climática de los Alcaldes de Estados Unidos. Asimismo, insistió en la necesidad de que las agencias gubernamentales practiquen medidas de sustentabilidad y ahorro de energía en sus edificios públicos ya que, según las estadísticas, los edificios son responsables del 39% de todas las emisiones de bióxido de carbono en el mundo.

Por su parte, el arquitecto Pedro M. Cardona Roig, presidente del CAAPPR, hizo un llamamiento para que los profesionales relacionados con la conceptualización de proyectos y el proceso de construcción trabajen de manera integrada. También, apeló a la necesidad de una Junta Planificadora con una estructura de servicios que proteja el entorno natural, histórico y cultural, a la vez que alimente el desarrollo.

La serie de paneles prosiguió con la participación y aportaciones del planificador José Joaquín Villamil; Luis Raúl Padilla de Reliable Mortgage; la periodista de El Nuevo Día, Larissa Vázquez Zapata; el arquitecto del Departamento de la Vivienda, Federico del Monte; la planificadora Lucilla Fuller; el contratista José Domingo Pérez; el Ing. Gerardo Navas; los arquitectos Miguel Rodríguez Casellas y Javier Isado y el planificador José Rivera Santana.

CANDIDATOS A LA GOBERNACIÓN

Al evento acudió el candidato a la Gobernación por el Partido Puertorriqueños por Puerto Rico, Rogelio Figueroa, para presentar una fracción de su plataforma de gobierno, en la que sacaría categóricamente de la Junta de Planificación y la Administración de Reglamentos y Permisos (ARPE) a sus respectivos titulares, mejoraría los sistemas de transportación y transformaría el mercado hipotecario con la construcción de viviendas que no sobrepasen los $70,000.

“La sociedad puertorriqueña y el CAAPPR están pendientes a las propuestas y posturas que defienden y representan los candidatos a la Gobernación en torno a diversos temas, así como aclarar las inconsistencias y posibles irregularidades del proceso seguido en Paseo Caribe, las propuestas de conservación de energía y política en torno al desarrollo de edificios verdes en el Gobierno y las nuevas viviendas, la inversión en el transporte colectivo versus la construcción de más carreteras y expresos, los incentivos para viabilizar el redesarrollo de las áreas céntricas en nuestros pueblos y ciudades, y la participación de las comunidades en estos procesos”, dijo Cardona Roig.