Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

La pintura azul no tapa el recuerdo de Coquito

05/12/2010 |
Como parte del operativo, el gobernador Luis Fortuño y el superintendete de la Policía pintaron el mural de “Coquito” que había en la cancha, lo que ha sido duramente criticado por los residentes ya que, según ellos, a pesar de que estaba en las drogas apoyaba las iniciativas deportivas del residencial. (Primera Hora / Vanessa Serra Diaz)  

Para las autoridades José “Coquito” López era un narcotraficante, pero para mucha gente del residencial Torres de Sabana él fue un tipo generoso que hizo por ellos lo que dejaron de hacer las agencias gubernamentales.

Por eso están molestos de que parte del operativo realizado al amanecer de ayer en el complejo de vivienda pública en Carolina haya incluido pintar de azul el mural que tenían en su honor en la cancha.

“Ellos dijeron que Coquito era un líder negativo para la comunidad, pero Coquito le daba bolas de baloncesto y a Recreación y Deportes yo he ido y no nos han dao nunca na”, señaló Anabel Rodríguez, quien denunció además que durante el operativo un agente se dedicó a dar boletos a diestra y siniestra. “Ese mural no molestaba ahí”.

La cancha del residencial es, según residentes, uno de los pocos lugares que tiene el complejo para la recreación colectiva. “Aquí hay un torneo el sábado. ¿Qué vamos a hacer ahora con esta cancha así?”, se preguntó la mujer, quien aseguró que residentes de otros complejos cercanos van a la cancha de Torres de Sabana “porque es la mejor que está”.

Aunque ni ella ni otros residentes se oponen a los operativos, criticaron que se hayan llevado hasta las mallas de voleibol. “Si el operativo es para llevarte la gente, ¿por qué se llevaron las bolas?”, cuestionó una residente, quien considera que lo que hicieron los agentes fue vandalizar la instalación deportiva. “Llegaron con pintura y rolo”, dijo otra.

“Fortuño hizo lo que le dio la gana aquí. El superintendente de la Policía hizo lo que le dio la gana en Torres de Sabana, y la de Vivienda vino pa la foto”, declaró la mujer, quien entiende que le violaron sus derechos al entrar a la fuerza a su casa sin mostrarle una orden de cateo.

La líder recreativa Marisol Landrau les cuestionó a los agentes por qué se llevaban equipo de la cancha, pero no recibió respuesta.

“Me llevaron las planchas, el hibachi, las mallas de voleibol, las bolas de baloncesto y pintaron la cancha a su manera. ¿Viste qué fea la dejaron? ¿Y por qué? Porque estaba el mural de Coquito”, observó Landrau, quien aseguró que López era un muchacho que respaldaba las iniciativas deportivas. “Nosotros le decíamos: ‘Mira, tenemos un torneo, ¿tú nos puedes donar los uniformes?’ y él nos compraba todo”, recordó.

El Municipio, según Landrau, no les da nada. “Aquí no hay Recreación y Deportes. Ellos han puesto aquí una oficina de los boys scouts y los nenes van y los tratan mal y las muchachas quieren tratarnos como de urbanización. Mira, nosotros somos de un residencial público, tú tienes que ayudarnos, no mirarnos por encima del hombro”, formuló.

El hibachi que se llevaron era el que utilizaban para preparar las comidas rápidas que venden para obtener fondos.

¿Van a reclamar las cosas que se llevaron?

Me dijeron que fuera a las cuatro de la tarde a Guaynabo a la federal no sé a qué, pa información será, pero ni los guardias saben. Todo se quedó en la nada. Fortuño vino y dijo: ‘Ahora es que voy a arreglar esta cancha’. Arreglarla de qué si la destruiste.

¿Te parece innecesario que pintaran el mural?

Sí, porque eso no le molestaba a nadie. Eso es un recuerdo que tú guardas de un familiar tuyo que lo mataron. Eso uno lo guarda en el corazón no importa quién haya sido. Fue un muchacho que hizo unas cosas bien y si estaba en las drogas era problema de él ,pero ayudaba a los residentes.

La líder recreativa señaló además que en el residencial la gente dejaba los apartamentos abiertos “y no pasaba nada”. “Aquí no se mata gente. Si ustedes ven, no sale en los periódicos Torres de Sabana. Aquí no matan a nadie. Aquí hay una ley de que no se puede robar, aquí nadie se falta el respeto ni hay peleas de mujeres. Aquí nadie puede pelear. Eso era un control que se llevaba para todos vivir en la comunidad”, aseguró.

Los que sí han perturbado el residencial han sido agentes que participan en los operativos. “Cuando los guardias vienen, nos agreden, nos tiran gases y todo por ser Torres de Sabana. Ellos están como tratando de vincularnos a todos los residentes con las drogas. Tú vives en un caserío pero no quiere decir que tú estás en un punto”, recalcó.

Según escuchó Rodríguez, se supone que hoy personal de Recreación y Deportes y Vivienda visite el residencial para darles seguimiento a las necesidades de los residentes. “Yo quiero ver que mañana (hoy) llegue Recreación y Deportes a Torres de Sabana como dijo Fortuño. Los quiero a las nueve aquí. Vamos a estar toditos aquí”, anticipó la residente, quien señaló también que el prejuicio que se tiene contra ellos llega hasta algunas escuelas públicas donde no quieren como estudiantes a residentes del complejo.

“¡Qué fama nos ha dado la justicia!”, lamentó.