Gorditos, amorosos y alegres

09/16/2011 |06:07 p.m.
Primera Hora / David Villafañe Modelo: Irene Estrada  
Si buscas mascotas fuera de lo común, pero fáciles de cuidar, los güimos podrían ser tu mejor opción

Llámelos como los llames -hámsters, cobayos o cobayas, agutíes, cuyes, curieles, conejillos de Indias o güimos-, estos simpáticos mamíferos roedores y hervíboros son un verdadero encanto. Peludos, calientitos y gorditos, tenerlos en tus brazos en un deleite porque los güimos son animalitos fáciles de cuidar, que responden apropiadamente a tus demostraciones de afecto y te entretendrán por horas y horas con sus changuerías y acrobacias.
 Distintos del típico hamstercito que parece un ratoncito, hoy por hoy, los conejillos de Indias se encuentran entre las opciones predilectas de aquellos que anhelan la compañía de una mascota, pero o bien viven en edificios que no permiten ni perros ni gatos o no tienen el tiempo ni las energías para sacar a sus mascotas a pasear.
 Pero, que eso no te engañe. Aunque, en promedio, son más fáciles de mantener que otros animales, los güimos necesitan de tantos mimos y cuidados como cualquier otra mascota. De modo que, para que puedas sopesar todas tus alternativas responsablemente, consultamos con el Dr. Armando G. Burgos-Rodríguez, especialista en animales exóticos.

Mascotas fuera de lo común
Graduado de la Universidad de Missouri en 2002, Burgos-Rodríguez siempre supo que sería veterinario. Su inspiración, según nos dijo, fue “la interacción de la ciencia con los animales y el impacto que tienen los animales en nosotros”. Por otro lado, su decisión de especializarse en animales exóticos nació cuando, en su primer año en la escuela de veterinaria, trabajó “con aves de rapiña (guaraguaos, búhos, etc.). Desde ahí “empezó a crecer mi interés por estos animales”, interés que fue en marcado aumento, a medida que  se percataba de que el desconocimiento general sobre los cuidados que precisan estas especies -desconocimiento que abarca el hecho de que precisan de cuidados veterinarios “como cualquier otro animal”- los ponía en seria desventaja y representaba un   riesgo para su salud.
Por todo ello, Burgos-Rodríguez fue nuestro recurso favorito a la hora de tocar el tema de los güimos, animalitos que él describe como “mascotas bien cariñosas y fáciles de mantener, pero que necesitan dedicación y atención constante”. Añadió, además, que son mascotas “buenas para niños mayores de 6 años” porque “ les ayuda a aprender sobre los animales y sus cuidados”.

Conoce más sobre los güimos
El Dr. Armando G. Burgos-Rodríguez, médico veterinario especialista en animales exóticos, respondió a un meticuloso cuestionario para ilustrarnos debidamente sobre todo lo concerniente a los cuidados que precisan estos simpáticos animalitos.
¿Es posible y/o recomendable esterilizartanto a los machos como a las hembras?
 Definitivaente es recomendable cuando se quiere evitar que procreen. En las hembras es un poco más complicado -los ovarios están bastante profundos en la cavidad abdominal, haciendo que la cirugía sea una poco más difícil-,  por lo que se recomienda esterilizar al macho.    Los güimos tienen un sistema digestivo bien sensitivo y al manipularse durante la cirugía, pueden tener problemas durante la recuperación.

¿Deben vacunarse y desparasitarse periódicamente como los perros y los gatos? 
 
No existen vacunas para güimos.  Desparasitarlos no es necesario porque las infecciones de parásitos intestinales en ellos no es comunes.
 
¿A qué enfermedades son más propensos?
 A infecciones respiratorias, problemas dentales, deficiencia en vitamina C, diarrea y piojillos, entre otros.
 
¿Es necesario o recomendable que en la jaula siempre tengan lugares esconderse?
 Sí, porque es importante que se sientan seguros.
   
¿Por qué son tan perezosos? 
 No todos lo son.  Hay güimos bien activos, motivados por la comida.  Debemos recordar que no son animales como los perros y los gatos, que acostumbran a moverse mucho.  Por otro lado, si no se sienten seguros o están asustados, puede que  no quieran moverse.
 
¿Cómo y con qué deben bañarse?
 Existen unos productos en polvo que se usan para bañarlos.  También se pueden usar champús para perros y gatos, que no tengan ningún medicamento.  El champú de bebés es una alternativa.
 
¿Cuáles son las diferencias principales entre su comida y la de los conejos? 
 La diferencia principal es la vitamina C.  Ambos animales son herbívoros, pero los güimos requieren esta vitamina suplementada, ya que su cuerpo carece de la enzima necesaria para producirla.
  
¿Pueden güimos y conejos compartir la misma jaula? 
 El mayor riesgo es la transmisión de bacterias entre estos animales.  Los güimos son bien sensitivos a la bacteria Bordetella, que los conejos pueden tener sin ningún síntoma.
  
¿Podemos contagiarnos con algunas de sus enfermedades?   Aunque la transmisión de enfermedades entre ellos y nosotros es poco común, existen bacterias, virus, parásitos y hongos que nos pueden contagiar.
 
 ¿Deben estar siempre en grupos?
 Es recomendable que  tengan compañía, pero, si tienen una hembra y un macho juntos, el macho siempre debe estar castrado. se debe esterilizar al macho si uno no quiere guimitos.  Los machos pueden pelear si se ponen juntos, pero las hembras tienden a ser más tranquilas.
 
¿Cual es su alimentación ideal?
 Una dieta principalmente a base de heno con una cantidad pequeña (menos de 1/3 de taza) de pellets,    suplementado con vegetales y una cantidad limitada de frutas. 

¿SABÍAS QUÉ...?
Por regla general, los güimos...
-Son bastante nerviosos porque en sus genes está el salvarse de sus depredadores.
-Tienen menos tendencia a morder que los hámsters.
-No son recomendables para personas que  sufren de alergias o de asma. 
-Suelen pararse en sus patitas traseras para pedir su comida o sus bocaditos favoritos.
-En su alimentación no necesitan absolutamente nada de proteína animal porque son totalmente hervíboros.
-Si se mantienen en una dieta comercial (de pellets) exclusivamente, sin frutas ni vegetales frescos, pueden padecer de sobrepeso.
-Es preferible mantenerlos en jaulas en vez de en peceras porque son muy sensitivos al calor y si el aire no circula bien, pueden coger infecciones respiratorias.  
- Hacen un ruido como si estuvieran llorando, pero no es que estén sufriendo,  es que ésa es su forma de manifestarse.
-Como cualquier animal, aprenden a reconocer a sus humanos y se acostumbran a su compañía.
-Tienen un promedio de vida de entre 7 u 8 años, pero, con buenos cuidados, algunos pueden llegar a vivir hasta 10.

 

Más información
El Dr. Armando G. Burgos-Rodríguez, DVM ABVP-Avian tiene su práctica veterinaira en la Clínica Veterinaria San Agustín, Marginal #26 Clínica Veterinaria, San Agustín, en Río Piedras, teléfono 787-759-8433.

AGRADECIMIENTOS

Grama artificial, cortesía de Cantópa, Ave. De Diego #264, en Puerto Nuevo, 787-775-1678
Jueguetes para güimos, cortesía de PetSmart, en San Patricio, 787-774-1370