El encanto de las serpientes

11/18/2011 |08:10 p.m.
 
Puerto Rico Reptiles, Inc., aboga por la tenencia responsable de especies que sean legales en la Isla

Su reputación nunca fue la misma desde el “incidente” del jardín del edén. No en balde llevan miles de años cargando con un terrible estigma de malignidad. Sin embargo,  las serpientes -culebras, víboras o como queramos llamarles- están tan diametralmente opuestas a todo lo perverso como un iceberg lo está de la lava de un volcán. Cierto es que no necesariamente pueden describirse con epítetos sentimentales como “adorables” o “tiernas”, pero, para sus fanáticos, son exóticas -incluso, seductoras- y, para ellos,  tienen un encanto indiscutible que hay que saber respetar.

Es por eso que recabamos la colaboración de expertos en reptiles que nos ayudaran a desmitificar a los temidos y muy vilipendiados Ofidios. Por suerte, recientemente conocimos a Juan Carlos Alejandro, presidente de Puerto Rico Reptiles, Inc., quien junto con su compañero de labores Juan E. Morales Márquez,  gustosamente visitó nuestras instalaciones para darnos cátedra sobre las culebras, específicamente las pitones  bola (ball pythons o pitones reales, como también se les conoce).

Una poderosa razón de ser
 En el 2009, Juan Carlos y  Juan crearon Puerto Rico Reptiles, Inc.,  como una corporación sin fines de lucro con el propósito de “mejorar las condiciones de los reptiles que están en posesión de personas, debido a que, muchas veces, la información que obtienen (para los cuidados de este tipo de  animales) ha sido la incorrecta y el animal sufre”, explicó Juan Carlos.

Con su esfuerzo, ambos jóvenes pretendían, también, “crear conciencia sobre el daño que causan ciertos animales al ser liberados a nuestro ecosistema”, sin medir las graves consecuencias que esto puede tener sobre las especies endémicas.

Como tercer propósito, estuvo el “fomentar la posesión responsable de mascotas” y esto, por supuesto, abarca desde perros, gatos, aves y peces hasta reptiles.

Pero, ¿a tanta gente le interesan?
La respuesta es un rotundo “¡sí!”. De hecho, Juan Carlos comentó que desde su primera presentación en el 2009, fue como si el grupo hubiera venido a “llenar un vacío. Automáticamente, nuestros teléfonos sonaban para presentaciones, ya sea por referencia, (porque) nos vieron anteriormente en una actividad y tomaron una tarjeta o nos vieron por la televisión. Y desde ese momento, hemos decidido ir a todos los eventos posibles. Ningún evento es pequeño para nosotros, todos son importantes y hacemos lo posible por asistir”.

Aunque, según el grupo, su temporada más activa es en verano -¡con hasta 15 presentaciones mensuales!-, el resto del año sus presentaciones promedian entre  dos y tres al mes.

Pero, que conste, la invitación está abierta a todos los que, en cualquier parte de la Isla, quieran saber más sobre reptiles. “El objetivo es el bienestar para los reptiles... Seguiremos trabajando y llevando este mensaje hasta donde Dios nos permita. En 2011, se nos presentó la oportunidad de aparecer en una serie de National Geographic llamada Python Hunters Season 2. Fue una experiencia fenomenal y nos permitió llevar el mensaje de conservación, ya que trataba de especies invasoras”, informó Juan Carlos.

¿Qué esperan lograr?
Como portavoz de Puerto Rico Reptiles, Inc., Juan Carlos lo resumió de este modo: “El mensaje que queremos llevar al público es que los reptiles pueden ser mascotas tan iguales como las aves, perros, gatos, peces o cualquier otro tipo de animal. La influencia que tenemos es poder cambiar la percepción que tienen muchos con los reptiles... y que reconozcan que hay personas (a quienes) les agrada o apasiona tener mascotas como los reptiles”.
Y eso, vale la pena repetirlo, hay que saberlo respetar.

Cuidados básicos
Como con cualquier otro animal, las culebras necesitan y merecen ciertos cuidados. Para conocer sobre los mismos, consultamos con el Dr. Armando G. Burgos-Rodríguez, especialista en aves y animales exóticos, quien especificó lo siguiente:
Ambiente
Es importante tenerlas en un lugar como una pecera con tapa para evitar que se escapen. Ahí, deberán tener sitios donde puedan esconderse.  La temperatura en dicho entorno  deberá ser variada, con un lado caliente y uno sin calor, para que la serpiente pueda escoger.
Temperatura y humedad Se debe proveer una fuente de calor para que la serpiente pueda escoger su temperatura ambiental, ya que las culebras carecen de la habilidad de controlar su temperatura interior y dependen de la del ambiente donde se encuentren. La temperatura más baja no debe ser menor de 75°   F y la más alta no debe sobrepasar de 90 a 95°  F.  Ésta se puede ajustar, usando lámparas que ofrezcan calor.   La humedad debe estar entre un 40% y un 60%.  La viruta o sustrato en el fondo de la pecera puede ser papel de periódico o aserrín, entre otros. Cabe señalar que, a medida que la serpiente vaya creciendo, el hábitat debe ir modificándose para que la serpiente esté cómoda y no se pueda escapar.  
Alimentación Pueden alimentarse  con presas muertas o presas vivas.  Ambas tienen ventajas y desventajas.  Una presa muerta se puede conseguir y mantener con facilidad, pero no es tan natural como una presa viva.  De usarse presas vivas, es importante que la culebra se la coma en menos de 20 minutos, ya que, de lo contrario, la presa puede atacar y morder a la culebra.
Convivencia   A menos que sea con propósito de reproducción, es preferible tener sólo una culebra por hábitat para evitar que peleen.
Cambios notables  Todas las serpientes mudan la piel, particularmente, cuando crecen. La mudanza de piel es completa y no en pedazos como otros reptiles (iguanas).   Lo importante es no moverlas mucho cuando la estén mudando, ya que esto puede afectar la mudanza de piel y causar problemas de salud.
Problema más común Sin lugar a dudas, un    cuido inadecuado, ya sea no ofreciéndoles la temperatura adecuada o un hábitat muy seco o demasiado húmedo.
Padecimientos más comunes Éstos son:  infecciones respiratorias, traumas (culebra atacada por presa), abscesos en la boca y problemas con la muda de piel.
Posibles emergencias   Si la culebra no está comiendo, tiene vómitos, presenta evidencia de trauma o problemas respirando (boca abierta y/o secreciones nasales), deberá ser evaluada cuanto antes por un veterinario licenciado.
En resumen  Lo primordial es orientarse bien antes de obtener la culebra para entender el compromiso de tenerlas.  Existen libros, portales de Internet y criadores que pueden servir como fuentes importantes de información.
 El Dr.  Armando G. Burgos-Rodríguez, DVM ABVP-Avian, es veterinario de aves y animales exóticos,  Clínica Veterinaria San Agustín, en Río Piedras, 787-759-8433

Cuatro mitos sobre los reptiles
Las siguientes son algunas de las nociones falsas que Puerto Rico Reptiles, Inc. quisiera erradicar:
-El estigma de que todas las serpientes son malignas.
-La noción completamente falsa de que las serpientes atacan a las embarazadas.
-Que todas    las serpientes son peligrosísimas.
-Que todas las serpientes te estrangulan hasta matarte.

 Para conocer más sobre Puerto Rico Reptiles, Inc. pueden visitar: www.puertoricoreptiles.com; Facebook: Puerto Rico Reptiles, Inc.; Twitter: PRReptiles. También, pueden escribir al  info@puertoricoreptiles.com o llamar al  787-410-8716.