Vasijas con textura para ambientar

01/09/2012 |11:01 a.m.
Estos jarrones están disponibles en la tienda Enmarcados y Komplementos, localizada en la Ave. Jesús T. piñero #1434. Telefóno (787)406-4447.  
No tengas miedo de agrupar envases con distintos acabados y lograr una decoración llamativa.

Existen elementos que pasan a ser clásicos en la decoración de interiores y, cuando hablamos de piezas complementarias o accesorios, los jarrones no son la excepción. Distintas tiendas y boutiques especializadas  disponen de jarrones o floreros en stainless steel, cerámica, porcelana, metal labrado… En fin, la variedad es inmensa.

Según explicó el diseñador y decorador de interiores, José Omar Donato, si te inclinas por los jarrones en cristal puedes elegir entre las piezas clear o teñidas de colores. Si optas por las primeras podrás añadirle flores o piedras con la finalidad de que éstas se destaquen desde adentro. Si por el contrario, prefieres un envase con alguna tonalidad cerciórate de que esos detalles luzcan afuera, evitando sumarle elementos sólamente visibles a través del cristal, porque no lograrás llamar la atención ni de éstos ni del jarrón en sí, indicó el perito. Lo mejor seleccionar jarrones coloridos es que éstos  “acompañan muy bien los ambientes modernos”, añadió.

La cerámica, por su parte, se amolda a distintas formas. Lo mismo podrás decidirte por una vasija lisa, más escultural o con diseños orgánicos. Aunque la cerámica funciona muy bien en los ambientes modernos, no tienes por qué excluirla de una decoración más tradicional o ecléctica. En cuanto a su tonalidad, los jarrones en blanco están muy in. Eso sí, asegúrate de ubicarlos en superficies de colores contrastantes. Tablillas o mesas de centro en color madera oscura, chocolate o con un leve desgastamiento -como las grisáceas que están muy en boga- serán tus mejores combinaciones. 

En cuanto a los jarrones alusivos a materiales y fibras naturales, recuerda que éstos van muy bien con distintos tipos de ambientación, como la ecléctica, ecológica y contemporánea. En el trópico, funcionan a la perfección logrando añadir, aunque sea visualmente, elementos del exterior al interior. En caso de tratarse de piezas imponentes y altas -de más de tres pies de altura- no dudes en ubicarlas en el piso, ya sea en una rincón o en el área del recibidor.

El toque natural

Consciente de que vives en el trópico, te conviene integrar los jarrones y floreros referentes a la naturaleza. Ésta es una de las tendencias más fuertes y no solamente está representada por el color verde.

Siguiendo las bases de la arquitectura y el diseño tropical y orgánica, introducida en la Isla por el  arquitecto alemán Henry Klumb (1905-1984), siéntete libre de incorporar piezas con texturas alusivas a la madera o fibras naturales, especialmente las confeccionadas a partir del bambú y materiales de procedencia local o reciclados, por ejemplo.

“Aprovecha que vives en el trópico y adapta ciertas tendencias mundiales en tu casa. Aquí va muy bien la utilización de jarrones en madera porque van de acuerdo con el ambiente”, abundó Donato.

Así mismo, puedes recurrir a las hojas y ramas encontradas en tu patio o jardín, como las hojas de helecho, las semillas de coco y palmas, o las orquídeas como complementos perfectos para tus jarrones. “Cuando aquí tú las tienes en el patio, allá (en otros países) tú las tienes que pagar y se pueden ver elegantes, exóticas y bonitas”, puntualizó.

Lo importante es que tu decoración interior fluya y se relacione con el exterior de tu estancia.

Para finalizar, recuerda regalar o llevar al centro de acopio tu jarrón viejo antes de comprar uno nuevo. La idea es que no termine en uno de los pocos vertederos disponibles.

Para citas con José Omar Donato, llama al teléfono (787)501-6847