Adolescente finaliza vuelta al mundo en St. Maarten

01/21/2012 | 05:36 p.m.
Foto de Laura Dekket a los 14 años, cuando acudió a los tribunales en 2010 para exigir su derecho de navegar en alta mar alrededor del mundo. A la derecha, Dekket al culminar su travesía que se extendió por un año y un día. (AFP/Marco De Stwart y Jean Michael Andre)  
Laura Dekker cumplió sus 16 años durante su travesía.

PHILIPSBURG, St. Maarten.— Una adolescente holandesa finalizó una vuelta al mundo como navegante solitaria a bordo de su velero "Guppy".

Decenas de personas aplaudieron cuando Laura Dekker entró al puerto de St. Maarten, regresando a la isla caribeña de la cual partió el 20 de enero de 2011.

Dekker llegó a St. Maarten luego de batallar contra fuertes vientos y mares agitadas en un tramo final de 41 días desde Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

"Hubo momentos en los que me pregunté: '¿Qué demonios estoy haciendo aquí?', pero nunca pensé en abandonar", dijo a la prensa. "Es un sueño, y yo quería cumplirlo".

Dekker cumplió 16 años durante la travesía y asegura que es la marinera solitaria más joven que da la vuelta al mundo. Los responsables del Libro Guinness de los Records Mundiales dijeron que no lo certificarán porque quieren desalentar las aventuras náuticas peligrosas por parte de menores de edad.

Las autoridades holandesas trataron de impedir la travesía con el argumento de que era arriesgado para alguien tan joven, y que la adolescente debía asistir a la escuela.

Dekker dice que nació cuando sus padres estaban viviendo en un barco cerca de la costa de Nueva Zelanda y la primera vez que navegó sola tenía seis años. A los 10, dice, comenzó a soñar con la vuelta al mundo. Celebró su cumpleaños durante el viaje, comiendo rosquillas para el desayuno tras pasar tiempo con su padre y amigos en puerto la noche antes en Darwin, Australia.

La adolescente cubrió más de 27,000 millas náuticas en una ruta con escalas que parecen sacadas de una revista de viajes: Islas Canarias, Panamá, las Galápagos, Tonga, Fiji, Bora Bora, Australia, Sudáfrica y, ahora, St. Maarten, de donde zarpó el 20 de enero del 2011.

"Su historia es asombrosa", dijo una de las admiradoras de Dekker, la estadounidense Jody Bell, de 10 años. "No puedo imaginar alguien de su edad saliendo al mar por sí sola".

A diferencia de otros navegantes jóvenes que han circunvalado el planeta recientemente, Dekker ancló repetidamente en puertos para descansar, estudiar y reparar su velero de 11.5 metros de eslora.