Gases y eructos de los dinosaurios pudieron haber ayudado a calentar el planeta

05/07/2012 | 08:38 p.m.
La investigación publicada el lunes en la revista Current Biology insinúa que los dinosaurios más grandes hicieron una contribución significativa al efecto invernadero.

Washington.-  Con sus flatulencias y eructos, los dinosaurios podrían haber ayudado a mantener cálido un mundo ya de por sí sobrecalentado hace 200 millones de años, según un nuevo estudio.

La investigación publicada el lunes en la revista Current Biology insinúa que los dinosaurios más grandes hicieron una contribución significativa al efecto invernadero en ese entonces.

David Wilkinson, de la Universidad John Moores en Liverpool y autor del estudio, calculó que los dinosaurios generaron aproximadamente 570 millones de toneladas de metano. Esa es una cantidad similar a los niveles atmosféricos totales de ese gas generados en la actualidad por el ganado, la agricultura y la industria. Las vacas por sí solas producen casi 100 toneladas anuales de metano.

El estudio analiza a los dinosaurios más grandes, los saurópodos, presumiblemente los que producían más gases. Eran los herbívoros de cuello largo que se alimentaban de las ramas de los árboles.

Debido a su tamaño gigantesco, tenían alimento fermentándose en sus intestinos durante mucho tiempo, dijo el paleontólogo Thomas Holtz, de la Universidad de Maryland, quien no participó en el estudio.

Wilkinson dijo que los gases de los dinosaurios fueron sólo un factor en el calentamiento mientras el medio ambiente del mundo era virtualmente tropical, aproximadamente 10 grados centígrados (18 grados Fahrenheit) más cálido que ahora.

Sin embargo, aclaró que algunas personas en los medios de comunicación y en la blogósfera han malinterpretado su estudio, al decir que fue la causa principal del calentamiento de la atmósfera en la antigüedad.

En una entrevista telefónica, Wilkinson dijo que sólo fue una de las causas, pero que el volumen de los gases de los dinosaurios era "lo suficientemente grande como para generar un efecto medible".

Diversos factores provocaron que el mundo antiguo anterior a los seres humanos alcanzara ese nivel tan elevado de calor, tal y como los dinosaurios lo necesitaban. Los volcanes arrojaban mucho más gases de efecto invernadero que ahora, dijo Holtz.

Los pantanos, corrientes de agua, mares poco profundos y plancton abundante se combinaron para elevar los niveles de gases que atrapan el calor a un nivel mucho más elevado que el de ahora, agregó.

Expertos en el clima que no participaron en el estudio dicen que tiene sentido, pero que el calentamiento generado por los gases de los dinosaurios en aquella época era muy pequeño en comparación con el dióxido de carbono arrojado por la industria en nuestros días.

Gavin Schmidt, científico del clima en la NASA, rápidamente hizo algunos cálculos con base en las cifras difundidas por Wilkinson. El metano producido por los dinosaurios habría incrementado las temperaturas en unos 0,3 grados centígrados (medio grado Fahrenheit), una fracción de lo expulsado en el siglo XX por la quema de combustibles fósiles como el carbón y el petróleo, dijo.

Es erróneo insinuar también que el estudio culpa a las flatulencias de los dinosaurios por su extinción, afirmó Holtz. Hizo notar que los saurópodos comenzaron a aparecer en el panorama, con todo y ventosidades, hace unos 200 millones de años, y no desaparecieron sino hasta hace 65 millones de años.

Andrew Weaver, científico del clima de la Universidad de Victoria, dijo: "Francamente, las emisiones de metano generadas por eructos de dinosaurios probablemente no son la cosa más importante que nos debería preocupar en la sociedad moderna".