Pequeñines se gozan el arte

05/28/2012 |
Expertos coinciden en la importancia del arte como herramienta en la enseñanza.

Las pequeñas manos de un niño son capaces de realizar grandes obras de arte, demostrando así su creatividad, aun en pleno desarrollo de sus destrezas motoras, finas y gruesas.

El arte es una de las alternativas por la que muchos padres están optando para que sus hijos hagan derroche de su talento. Y es que, según la artista plástica Tania Monclova, a los niños hay que educarlos en el arte desde temprana edad para “darles las herramientas para que se expresen mejor en un futuro y darle importancia a lo que es cultura y la tradición de un pueblo, que son las artes plásticas”.

En una visita al Centro Educativo Mi Escuelita Montessori, en Guaynabo, pudimos ver a un grupo de preescolares trabajando grabados. El proceso comenzó con una rutina de estiramiento y de ejercicios de respiración. Según Monclova, directora del Taller Creativo Anaranjado, “el estiramiento corporal es importante para que ellos estén alertas y para trabajarles el motor grueso”. Acto seguido, se le presentó al grupo de 15 niños los materiales con los que trabajarían, una lámina de un grabado de Rafael Tufiño y se les enseñó en qué consistía un grabado, una lámina y una simple biografía del artista plástico. Finalmente, se les detalló cómo iban a realizar el grabado, usando la mitad de una papa.

En acción

Con un papel blanco como lienzo, los niños –entre los dos y cinco años de edad– comenzaron a hacer marcas en una papa partida en dos pedazos y luego la pintaron para hacer impresiones en la hoja de papel.


Los pequeños artistas reflejaban alegríaen sus rostros por haber finalizado sus trabajos. Fernando Detrés, de cinco años, dijo que “lo más que me gusta es raspar la papa” y de inmediato destacó que sus colores favoritos son el anaranjado y el azul. Mientras que para Adanna González, de cuatro años, “el arte es pintar”.

Proceso de enseñanza

Enseñar a un preescolar a crear una obra de arte es complejo, pero “depende del compromiso que uno tenga como educadora”, destacó Monclova. Sin embargo, la directora del taller señaló que “un niño Montessori, es un niño que crea su propia estructura y es creativo”, mientras que “cuando se trabaja con los chicos de plan regular, ellos desean que todo se les dé organizado, a diferencia de un taller en una escuela Montessori, que ellos van creando conmigo el taller. En ambos lados disfruto demasiado, pero en este lado (escuela Montessori) vengo preparada para la creatividad a su máxima expresión”, aclaró la artista plástica con 25 años de experiencia.

El arte en Montessori

Diana Cortés Lanza, directora del Centro Educativo Mi Escuelita Montessori, en Guaynabo, señaló que el arte es un medio por el que el niño expresa sus emociones y creatividad. “Después del taller quedan bien relajados y satisfechos porque hicieron una creación por ellos mismos”, detalló.

El método de enseñanza Montessori es señalado como uno en el que no se les provee estructura a los niños, sin embargo, Cortés asegura que “es un mito” y añadió que “desarrollamos al niño dentro de un marco de responsabilidad para que entonces en el ambiente Montessori él se vaya desplazando y trabajando”. Aseguró que se les va desarrollando la independencia y el trabajar por satisfacción, no por imposición.