Mujer supuestamente vomita pájaro negro durante exorcismo

07/22/2012 |04:20 p.m.
Claudia Rocío Aros Calderón presuntamente fue víctima de varios demonios. (cronica.com.ar)  
El trabajo de brujería que le practicaron a Claudia provino de un bebedizo, razón por la cual la mujer mantuvo un pájaro negro en su vientre.

Una mujer vivió posiblemente el momento más horroroso de su vida cuando, tras ser víctima de un trabajo de brujería, presuntamente vomitó un pájaro negro mientras la liberaban de sus demonios.

Claudia Rocío Aros Calderón, maestra de escuela elemental en Colombia, relató al Diario Crónica que fue poco después de su aniversario de bodas número 23, en diciembre, cuando su estado de salud comenzó a deteriorarse.  

“Me dolía mucho el estómago y luego me salieron manchas en el abdomen y rasguños en la piel”,  relató la mujer. Sin embargo todas las pruebas médicas que se realizaba Claudia arrojaban resultados normales. 

Entonces la mujer decidió consultar con el padre de su parroquia, quien a su vez la refirió al sacerdote Mauricio Cuesta, director de la Comunidad Misioneros Marianos.

“En la primera oración de liberación que hicieron por mí, me caí. Una fuerza extraña me azotaba contra las paredes y después me aparecían chichones. Apenas el padre Mauricio atacaba al demonio con los rezos, el diablo me agredía peor; inmediatamente me aparecían rasguños que me hacían sangrar, acompañados con símbolos. Por ejemplo, tres números 6 en la espalda- que significan el nombre de la bestia, del anticristo- y la palabra ‘mía’ y ‘muere’. Cuando iba a ofrecer el diezmo, me aparecía un letrero grande con un ‘no’”, narró.

El sacerdote Mauricio Cuesta, exorcista de tiempo completo desde hace 19 años, explicó que “un exorcismo litúrgico es cuando una persona, por voluntad propia, le ha vendido su alma a Satanás. En el caso de Claudia se le hizo una liberación, que consiste en Eucaristía, oración y comunión diaria y confesión mensual”.

Según el artículo, el trabajo de brujería que le practicaron a Claudia provino de un bebedizo, razón por la cual la mujer mantuvo un pájaro negro en su vientre. Posteriormente expulsó el animal.

Los "ángeles caídos" que dominaron a Claudia fueron : Asmodeo, el demonio de la impureza, de la lujuria, destructor de los hogares; Belcebú, el príncipe de los demonios; y Leviatán, monstruo que se oculta en las aguas. Los tres, asociados con Satanás.