SimMom: La muñeca que pare -Ve la muñeca pariendo

09/10/2012 |
Un simulador recrea los posibles escenarios que ocurrirían durante un parto.

El parto es un proceso completamente biológico y normal del cuerpo de una mujer, tanto así, que se va preparando por 40 semanas para ese gran final del periodo de gestación. Sin embargo, las complicaciones pueden ocurrir, y es en esos casos donde se necesita tomar decisiones rápidas, precisas y asertivas.

Para los estudiantes de medicina y enfermería el maniquí SimMom se ha convertido la “paciente” de práctica. En Estados Unidos, la utilizan para adiestrar a paramédicos y bomberos. 

“La particularidad de este tipo de equipo, es la integración de la tecnología para poder evaluar, no solamente aprender, sino también evaluar lo que hicieron (los estudiantes)”, señaló Hiram Claudio, vendedor de Camera Mundi, única compañía que los distribuye en Puerto Rico. 

Los profesores le programan a SimMom la respiración, los latidos del corazón de ella y del bebé, la presión arterial, y hasta los gemidos y palabras que puede decir, con el propósito de evaluar el desempeño del estudiante. El maniquí emite sonidos y gemidos muy parecidos a los que hace una mujer en plena labor de parto. 


La programación de sonidos es manipulable, al igual que el pulso, la presión arterial y los movimientos de convulsión. A SimMom se le puede hacer varios procesos, entre ellos: un chequeo de dilatación, una  traqueotomía, toma de pulso, “abrir vena” para administrar medicamentos, compresión de CPR, por si se va en paro a mitad de parto, y hasta masajes para ayudar a que el útero vuelva a su lugar después del parto, en caso de que quede invertido o mal ubicado.

El escenario que se puede crear con SimMom es tan real que cualquier estudiante podría olvidar que se trata de una muñeca, ya que la combinación de movimientos, como la respiración, y la emisión de sonidos, como los gemidos fuertes al momento de pujar, hacen de la experiencia una muy dramática.  

La maniquí, que pesa cerca de 150 libras, puede tener un parto normal, o un parto con complicaciones, como podría ser preclamsia, eclampsia,  convulsiones, cambios drásticos en la presión arterial, hemorragia, placenta que no se expulsa, útero invertido, entre otras.

“El bebé es articulado, de manera que se puede acomodar que venga de nalgas, de cabeza, de hombros, que esté cruzado, podemos hacer distintos tipos de situaciones en el bebé ya que no siempre vienen de la misma forma. El cordón umbilical se puede acomodar alrededor del cuello, darle varias vueltas de ser necesario, tratar de duplicar exactamente lo que vemos en una situación real”, detalló Claudio.

SimMom tiene un costo de cerca de $30 mil e incluye el bebé, la placenta, el monitor para el estudiante, en el que se pueden ver las palpitaciones y la saturación de la paciente, los latidos del corazón del bebé y de la madre y las contracciones; además incluye el monitor del instructor donde puede trabajar distintos escenarios, desde cambiar la presión arterial de la madre y del bebé hasta el volumen y tono de los gemidos de dolor durante el parto.

Con los monitores se graba toda la actividad de manera que el estudiante pueda ser evaluado.

Además de SimMom, la compañía Laerdal tiene otros simuladores de adiestramiento para tratar situaciones con pacientes pediátricos y adultos. 

Etapas de un parto normal:

Primera etapa: Inicia con las primeras contracciones y se extiende hasta que el cuello uterino esté completamente dilatado. Esta etapa se divide en dos fases: cuando el útero se afina gradualmente y se va dilatando y cuando se dilata rápidamente provocando contracciones más prolongadas.

Segunda etapa: Inicia cuando el útero está completamete dilatado y termina con el nacimiento del bebé. Esta etapa también se conoce como la etapa de pujar.

Tercera etapa: Inicia después de dar a luz y finaliza con la expulsión de la placenta.

Complicaciones comunes del parto: 

Desprendimiento de la placenta

Preeclampsia

Placenta previa

Rotura prematura de bolsa

Útero invertido