Conoce las responsabilidades de un codeudor

09/26/2012 |05:00 a.m.
En el proceso de cualificación de un préstamo con múltiples codeudores se tomarán en cuenta los ingresos y las deudas de todos los implicados en el préstamo. (Shutterstock.com)  

Hay muchos casos en los cuales más de una persona puede tomar la decisión de ser dueños juntos de una propiedad o codeudores de una hipoteca. Por ejemplo, esto puede ser una buena opción para parejas jóvenes sin experiencia de crédito hipotecario y/o falta de ingresos suficientes o estables para que la participación de codeudores brinde estabilidad al préstamo para lograr ser aprobados. 

También existen situaciones en donde se desea compartir una propiedad, como una segunda residencia, con otras personas o parejas y en ese caso también se considerarían codeudores de la transaccion. Existen situaciones en donde el comprador de la residencia pudiera ser una corporación o una sociedad especial quienes comparecerán como representantes naturales o garantizadores. 

De igual forma, existe  la posibilidad que una pareja no casada interese comprar alguna propiedad junta, en cuyo caso ambos serian dueños y codeudores del préstamo hipotecario. También pudiera ser que una pareja casada tenga capitulaciones prematrimoniales en donde se especifique que cada uno puede adquirir e hipotecar sin la necesidad  de la otra parte.    

En el proceso de cualificación de un préstamo con múltiples codeudores se tomarán en cuenta los ingresos y las deudas de todos los implicados en el préstamo. Cada codeudor es tan responsable del pago de la hipoteca como lo es el deudor principal. Por lo tanto, el codeudor será notificado de atrasos en los pagos si ese fuese el caso y su crédito puede ser reportado de acuerdo al repago de la deuda. 

Un garantizador en un préstamo hipotecario comparecerá en la escritura de hipoteca pero no es parte de la propiedad. Si eres garantizador serás responsable por el repago de la deuda e inclusive pudieras ser implicado en la recuperación del colateral, su ejecución y venta. Si usted comparece a nombre o en garantía personal de una sociedad o corporación, usted es responsable de la deuda pero no dueño de la propiedad. 

Para ser un codeudor de un préstamo hipotecario no es necesario vivir en la propiedad implicada a menos de que expresamente así se declare. Por ejemplo, pudiera ser el caso que una propiedad  de dos unidades sea ocupada por ambos codeudores bajo la misma hipoteca. También es posible que cada una de las partes  ocupe la misma propiedad en diferentes momentos, como semanas alternadas u otros arreglos.

Lo importante en este tipo de arreglo es que de todos los comparecientes asuman la  responsabilidad por la obligación de repago de la deuda y buen uso de la propiedad. Recuerda que de ocurrir alguna situación en la cual el repago de la hipoteca no se realice a tiempo, todos los implicados asumirán  las consecuencias estipuladas en el contrato.

Para más información  o para conocer las diferentes alternativas de financiamiento disponibles en Scotiabank, llama al 787-767-8585, accede a www.scotiamortgagepr.com o visita cualquiera de sus sucursales.