Continúa vista preliminar en alzada contra padres de infante muerto

10/02/2012 |09:36 p.m.
Los progenitores, quienes están imputados de cargos de negligencia, enfrentan una vista en alzada.

Ponce. La vista preliminar en alzada contra Gerardo Almodóvar Rodríguez y Jesenia Bosa Torres, acusados de asesinar a su bebé de dos meses Demián Manuel continuará el jueves con el testimonio de una trabajadora social.

El infante, murió el 20 de mayo de 2011 tras ser llevado en ambulancia aérea al Centro Médico de Río Piedras con fracturas en el cráneo y las costillas, compatibles con un patrón de maltrato. Los padres, de 21 años, vivían en el Residencial Arístides Chavier.

Los progenitores, quienes están imputados de cargos de negligencia, enfrentan una vista en alzada en la que el ministerio público presenta prueba sobre cargos de asesinato en primer grado.

El abogado Carlos Torres Nolasco explicó que en esta etapa la fiscalía ha presentado los testimonios de la pediatra, ginecóloga, especialistas del Centro Médico, el patólogo forense y concluirá con la trabajadora social.

En la vista preliminar, en la que el juez Javier Varela no halló causa por el delito de asesinato, se había descartado que el bebé sufriera de una condición congénita llamada osteogénesis imperfecta, conocida como huesos de cristal. La autopsia realizada al cuerpecito rechazó dicha hipótesis. 

El abogado de la pareja insiste en que el menor nació con una condición y que sus representados son inocentes de lo que se les acusa.

“La mejor forma de hacer justicia en este caso es honrando la determinación del juez Varela”, comentó Torres Nolasco.