Estados Unidos: Reportan 26 casos de meningitis mortífera

10/03/2012 | 08:57 p.m.
El brote de una inusual y mortífera forma de meningitis ha enfermado en cinco estados a 26 personas que recibieron inyecciones de esteroides.

El brote de una inusual y mortífera forma de meningitis ha enfermado en cinco estados a 26 personas que recibieron inyecciones de esteroides, la mayoría por dolores de espalda, dijeron el miércoles autoridades de salud. Cuatro personas han muerto y se esperan más casos.

Dieciocho de los casos de meningitis fúngica están en Tenesí, donde una clínica de Nashville recibió el mayor envío de esteroides sospechoso de causar la enfermedad.

El medicamento fue fabricado por una farmacia de especialidades en Massachusetts que la semana pasada emitió una orden para retirar los productos del mercado. Sin embargo, los investigadores todavía están tratando de confirmar la fuente de las infecciones.

Tres casos se reportaron en Virginia, dos en Maryland, dos en Florida y uno en Carolina del Norte. Dos de las muertes fueron en Tenesí, mientras que las otras dos ocurrieron en Virginia y Maryland, informaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Se espera que aparezcan más casos en los próximos días, indicó John Dreyzehner, comisionado del Departamento de Salud en Tenesí. Cinco nuevos casos fueron confirmados en las últimas 24 horas, indicó el funcionario el miércoles, y dijo que la situación es un "brote de rápida evolución".

Pero las autoridades federales de salud no especificaron si se están produciendo nuevas infecciones. Están buscando —y cada vez encuentran más— enfermedades que ocurrieron en los últimos dos o tres meses.

La meningitis provoca inflamación del cerebro. Las autoridades dicen que este tipo de meningitis fúngica es causada por un hongo común que muchas veces se encuentra en el moho de las hojas, el cual no suele provocar enfermedades en las personas sanas.

La meningitis fúngica no es contagiosa como la meningitis viral y bacteriana, que es más común.

Los síntomas incluyen severos dolores de cabeza que empeoran, náusea, mareo y fiebre. Algunos pacientes en Tenesí también reportaron que arrastraban las palabras al hablar y que tuvieron dificultad para caminar y orinar, informaron autoridades locales de salud.

"Algunos lo están superando y mejoran. Algunos están muy enfermos, muy graves, y podrían morir", dijo David Reagan, funcionario de salud de Tenesí, con relación a los pacientes del estado.

El periodo de incubación se calcula entre dos y 28 días, por eso algunas personas tal vez no han enfermado, dijeron autoridades de salud del estado.

En tres clínicas de Tenesí, las autoridades están contactando a más de 900 personas que recibieron el esteroide en los últimos tres meses. Los investigadores también investigan el antiséptico y el anestésico utilizados en las inyecciones, aunque el principal sospechoso es el medicamento.

La Administración de Alimentos y Medicinas identificó al fabricante del esteroide como el New England Compounding Center, una farmacia de especialidades en Framingham, Massachusetts.