Fifty Shades of Grey: un palo en ventas

10/05/2012 |
Miles de mujeres alrededor del mundo viven sus fantasías sexuales a través de la protagonista de la publicación Fifty Shades of Grey, considerada como “pornografía para mamá”. (Archivo)  
Miles de mujeres alrededor del mundo viven sus fantasías sexuales a través de la protagonista de esta publicación considerada como “pornografía para mamá”.

Mujeres de todas partes del planeta están “devorando” una trilogía de alto contenido sexual titulada Fifty Shades Of Grey.

A nivel mundial, se han vendido más de 30 millones de ejemplares de dicha saga, escrita por la británica Erika Leonard James, cuyo seudónimo es E.L. James.

Fifty Shades of Grey ocupa el segundo lugar en la lista del New York Times de los libros más vendidos, seguido por los otros dos títulos que completan la serie, Fifty Shades Darker y Fifty Shades Freed. La primera parte salió al mercado el año pasado.

Mientras algunos catalogan la saga dentro del género de la novela erótica, otros la han tildado de “pornografía para las madres”, “Harry Potter para adultos” y “el Twilight erótico”, entre otros.

El libro ha despertado de tal forma la libido femenina que cientos de usuarias de la red social para madres BabyCenter.com aseguran que sus embarazos están directamente relacionados con la obra de E.L. James.

La trama de la novela aborda la turbulenta relación romántica entre “Christian Grey”, un apuesto empresario millonario con un pasado de abuso y abandono emocional en su niñez y “Anastasia Steele”, una joven universitaria que se somete con curiosidad a las oscuras prácticas eróticas de este.

De hecho, las detalladas escenas sexuales –con sadismo y sadomasoquismo incluidos– que se describen en las páginas de dichos libros han dado lugar a que estos sean censurados en decenas de bibliotecas públicas de Florida, Georgia y Wisconsin en los Estados Unidos.

Ivelisse Cintrón, especialista en sexualidad humana y terapia de pareja, explica que el éxito de este fenómeno literario, por lo menos, en Puerto Rico, se debe a que las mujeres tienen muchos tabúes inculcados y desarrollados en su crianza que posteriormente las inhiben en su desempeño sexual y esta publicación les permite exponerse a una sexualidad desconocida para ellas y vivir fantasías eróticas a través de sus personajes.

A pesar de que Cintrón destaca la importancia de la sexualidad en los seres humanos, advierte que es crucial educarse “correctamente con el profesional correcto”.

Sobre la autora 

Erika Leonard James,  de 49 años,  trabajó como ejecutiva de televisión. Vive en Londres con su esposo, el guionista Niall Leonard,  y sus dos  hijos adolescentes.  En el 2012, la revista Time la incluyó en su lista anual de Las 100 personas más influyentes del mundo.