Fácil para “Chelo” González

10/06/2012 | 10:19 p.m.
José "Chelo" González castiga sin piedad al colombiano Oscar Cuero durante el primer asalto de su combate. (juan.martinez@gfrmedia.com)  
El invicto púgil paseó al colombiano Oscar Cuero, a quien despachó en el primer asalto

José “Chelo” González sudó más calentando en el camerino que en su pelea con el colombiano Oscar Cuero.

Al invicto pegador apenas le tomó poco más de un minuto para terminar su reyerta al noquear a Cuero con 1:54 del combate y retener así su título Latino peso ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

González (21-0, 16 KO)adobó a Cuero tempranito con tremendo gancho de izquierda al cuerpo que lo hizo doblar rodillas y tomar un conteo protectivo de ocho segundos. Pero tras reincorporarse, González no le dio mucho tiempo para coger un segundo aliento y le repitió la dosis, esta vez con un gancho de derecha al costado.

Otra vez Cuero se quedó sin aire y dobló rodilla para otro conteo de ocho, pero en esta ocasión el árbitro prefirió evitarle más castigo y detuvo el combate.

El púgil colombiano cae así a 15-9 con 11 nocauts.

Airoso Bisbal

Tal parece que Alex González se unió a la lista de ‘sacos’.

González, quien había acusado a su rival Víctor Bisbal de solo pelear con ‘sacos’, se convirtió hoy en el número 21 en la lista del peleador salinense cuando recibió una golpiza por seis asaltos antes de que el árbitro detuviera el combate por una cortadura seria debajo del ojo izquierdo.

Bisbal (21-1 con 15 nocauts) fue el principal agresor durante casi todo el combate, excepto en el primer asalto, en el cual González llegó a alcanzarlo con varios golpes al rostro que le hicieron retroceder.

Sin embargo, a partir del segundo episodio Bisbal impuso su tren de pelea al conectar con cierta frecuencia combinaciones de recta de derecha y gancho izquierda, así como jabs ocasionales para llevarse el asalto.

Luego en el tercero, Bisbal logró repetirle la dosis a González y abrirle una herida debajo del ojo izquierdo, que se le fue inflamando a medida que transcurría la pelea.

Para el quinto episodio ya González también tenía la parte inferior del ojo derecho inflamado y debido al cansancio era blanco más fácil para los golpes de Bisbal.

Entonces el desenlace final fue predecible en el sexto, ya que González chorreaba sangre de su herida debajo del ojo izquierdo y tras varios golpes de castigo por parte de Bisbal, el árbitro decidió verificar la herida con el doctor asignado y posteriormente detener la pelea.

El veterano González vio caer su marca a 20-8 con 10 nocauts.