Chemo Soto acepta que también ha negociado con narcos por la paz municipal

10/10/2012 | 09:09 a.m.
Según Soto, muchos alcaldes se reúnen con líderes del narcotráfico para tratar de imponer la paz en sus pueblos.

El alcalde de Canóvanas, José "Chemo" Soto, aceptó ayer que, al igual que el ejecutivo municipal William "Willito" Miranda Torres, también se reúne con líderes de gangas de narcos en aras de mediar entre los grupos y promover la paz en el municipio.

En entrevista por Noti Uno 630, el líder novoprogresista incluso defendió la acción de Miranda Torres, quien ha sido duramente criticado por líderes de la Palma, desde que trascendió un sonido en el que se le escucha conversar con el segundo al mando de una organización de narcotráfico que era liderada por el ahora convicto federal Jaime "Peluche" Dávila Reyes.

"Quizá Willito lo haya hecho para aguantar la cosa porque la criminalidad está bien fuerte. Quizá lo haya hecho para mediar y que se aguante el revolú ya que no hay base para arrestarlo porque no hay prueba… Quizá Willito lo haya hecho para mediar entre algunos bandos en Caguas y eso es parte de las funciones de ser alcalde", expresó Soto, cuyo hijo, Cristian Soto Mujica, conocido como "Chemito", se declaró culpable de narcotráfico a nivel federal.

"Yo soy uno que hablo con gente vinculada con el bajo mundo para que se aguanten los problemas callejeros. No es cuestión de uno aceptarles nada, porque yo hago mi campaña libremente, pero sí hay cosas en las que uno tiene que mediar para que no hayan problemas", manifestó.

Según Soto, muchos alcaldes se reúnen con líderes del narcotráfico para tratar de imponer la paz en sus pueblos. "Aquí en Canóvanas, recuerdo un año en que había una guerra entre el residencial Piñero y el barrio San Isidro. Yo tuve que ir al caserío a hablar con Edgar, que era el muchacho que en ese momento estaba en el punto y hoy está preso, y estuve dialogando para que mediaran y no hubiese guerra en las fiestas patronales, para que las fiestas se pudieran dar. Eso muchos alcaldes lo hacen. Yo lo hago y no me importa", puntualizó el líder novoprogresista.

Cuando el entrevistador le preguntó qué cosa en específico es la que no le importa, el alcalde contestó "por ejemplo, bajar a esta gente para hablar con ellos para que bajen la intensidad, que se porten bien y no hagan las cosas mal hechas y que, por ejemplo, las fiestas patronales se den".

Asimismo, dijo que no le importaría que lo critiquen, como han criticado al alcalde de Caguas. "Quizá él lo esté haciendo por el bien del pueblo. Yo lo he hecho y te lo digo bien claro. Yo estuve hablando una vez con los Colones, en el sector Pueblillo de la Central para que se aguantaran y se estuvieran tranquilos. Me he sentado con ellos y he hablado con ellos y no veo nada que yo tenga que ver con ellos. No es cuestión de más nada", expresó Soto.

La interacción del alcalde de Caguas, del Partido Popular Democrático (PPD), ha generado fuertes críticas de líderes del PNP, como la senadora Norma Burgos, quien aspira a la poltrona de la Ciudad Criolla, y el representante José "Pichy" Torres Zamora.

Norma ha reclamado la intervención de las autoridades federales, mientra que Torres Zamora exigió la renuncia del alcalde cagüeño.

"Muchos saben que ellos están bregando con eso y no tienen prueba hasta que llegan los federales y los meten a la cárcel. Son cosas en las que uno tiene que mediar como alcalde. Quizá otros alcaldes no se atreven a hacerlo o tienen miedo. Yo no tengo miedo. Yo hago las cosas por el bien de esta ciudad. Ahora mismo tengo fiestas patronales en Canóvanas, y no he hablado con ninguno porque la cosa está aguantada, pero un tiempo atrás hablé con varios sectores que estaban en guerra y no hubo ningún tipo de problema… Yo tengo derecho a hablar con todo el mundo, con el bajo mundo y con todo el mundo", retieró.

Soto también es padre de la senadora novoprogresista por el Distrito de Carolina, Lornna Soto, quien se vio envuelta en un escándalo político cuando reclamó la mejor atención médica posible para el presunto narcotraficante José "Coquito" López, mientras este estuvo grave en el Centro Médico en el 2006. Murió poco después.

Otros políticos también fueron vinculados a Coquito.