Rogelio Figueroa: encuesta confirma que referéndum es un "chijí-chijá"

10/10/2012 |01:29 p.m.
Figueroa, dijo que la encuesta de hoy confirma que el referéndum del 6 de noviembre no resolverá el asunto del status de la Isla. (ana.abruna@gfrmedia.com)  
Figueroa, dijo que la encuesta de hoy confirma que el referéndum del 6 de noviembre no resolverá el asunto del status de la Isla.

El candidato a la gobernación por el Partido Puertorriqueños por Puerto Rico (PPR), Rogelio Figueroa, dijo que la encuesta de hoy confirma que el referéndum del 6 de noviembre no resolverá el asunto del status de la Isla.

Según la encuesta publicada hoy por el El Nuevo Día, el "Sí" mantiene una ventaja del 51%, mientras que el "No" tiene un 39% en la primera pregunta del referéndum. Sin embargo, en la segunda pregunta la estadidad tiene una apretada ventaja de un 44% frente al 42% del ELA Soberano.

"Esto demuestra que es un ejercicio para no resolver el status", dijo Figueroa, en un aparte con los medios, tras participar de una charla para estudiantes de la Universidad del Sagrado Corazón (USC). "La encuesta confirma que lo que hemos planteado. Lo que buscan los partidos tradicionales en estos ejercicios de status es perpetuarse", afirmó.

"Esto es la mejor muestra: la contradicción en el diseño del referéndum, que no tuvo una participación amplia, fue a conveniencia política de unos partidos que hicieron un diseño para un chijí-chijá, más bien para unas conveniencias electoleras", agregó.

Durante la presentación de su programa de gobierno en la USC, Figueroa enfatizó en atender el asunto del status cuando haya un mayor grado de "unidad" en la ciudadanía, que considera dividida "por la desigualdad que surge del racismo, clasismo y sexismo".

"Todas estas condiciones la violencia y pobreza que vivimos", dijo Figueroa. "El status es una condición. Nosotros tenemos que aprender a desarrollar a Puerto Rico bajo cualquier status", destacó.

Figueroa reiteró su propuesta de eliminar las divisiones logrando la meta de generar 500,000 empleos con un plan "revolucionario" que pretende lograr que se queden en la Isla $15,000 millones que se van al exterior en el consumo de energía, comida, mercados secundarios en hipotecas y transporte.

La reacción principal de algunos de los cientos de estudiantes presentes surgió cuando propuso una educación universitaria gratuita a cambio de que se queden en Puerto Rico trabajando por cierta cantidad de años. También insistió en su propuesta de "descentralización" del Departamento de Educación para establecer una administración "tipo cooperativa" de las escuelas, para que sean administradas y operadas por personal, maestros y la comunidad con objetivos relacionados al entorno de cada plantel.

"Solamente desde la unidad es que podremos pararnos de frente a Estados Unidos y al mundo y decirles: 'este es el camino que nosotros como pueblo queremos seguir", afirmó.