García Padilla defiende la limpieza de terrenos contaminados en Vieques

10/14/2012 | 06:47 p.m.
Manifestó a este medio que en sus visitas a Casa Blanca para discutir asuntos sobre Puerto Rico uno de los asuntos reiterados ha sido la limpieza de terrenos contaminados por la Marina.

Adjuntas - La Marina de Guerra de los Estados Unidos tiene la obligación de limpiar los terrenos contaminados por sus prácticas militares en Vieques opinó hoy, domingo, el candidato a gobernador del Partido Popular Democrático (PPD), Alejandro García Padilla.

El líder estadolibrista hizo el señalamiento al reaccionar a un artículo de El Nuevo Día en el que se consignan los reparos de la Marina a limpiar unas 250 cuerdas contaminadas de Vieques, donde por décadas el cuerpo militar operó un almacén de municiones y bombas.

"Ellos lo ensuciaron y ellos lo tienen que limpiar", afirmó García Padilla, poco antes de reunirse con el líder ambientalista Alexis Massol en la sede de Casa Pueblo, una organización comunitaria que encabezó la oposición al proyecto del gasoducto del Norte.

García Padilla manifestó a este medio que en sus visitas a Casa Blanca para discutir asuntos sobre Puerto Rico uno de los asuntos reiterados, además del desarrollo económico del país, ha sido la limpieza de terrenos contaminados por la Marina en Vieques, y destacó que el gobierno del presidente Barack Obama ha estado receptivo al logro de ese objetivo en la llamada Isla Nena.

Recordó, además, que en sus repetidas visitas a la isla municipio un reclamo reiterado de la población es la limpieza de las tierras afectadas por las prácticas de tiro. "Hay una obligación del gobierno de Puerto Rico y del gobierno de los Estados Unidos con la limpieza de Vieques, pero lo que está sugieriendo la Marina ahora no es una opción", sostuvo al referirse a la propuesta de cercar las cuerdas contaminadas en la zona conocida como Punta Boquiquebrada.

Esa zona, al Oeste de Vieques, operó como almacen de municiones de la Marina y tras el fin de los bombardeos en 2001 el acuerdo reiterado era que se procedería a limpiar esos terrenos.

“Esa alternativa no solo es inaceptable, sino ridícula. Sería una obstinación que siguieran adelante con esa propuesta”, ha dicho, por su parte, Jorge Fernández Porto, científico ambiental que integró la Junta Asesora de Restauración de Vieques (RAB, por sus siglas en inglés), creada por el Gobierno federal para escuchar a sectores vinculados a Vieques.