Rara la muerte súbita en una mujer embarazada

10/15/2012 |
Con el embarazo, la probabilidad de embolias aumenta. Las mujeres que tengan condiciones circulatorias deben estar atentas. (Archivo)  
La mujer de 31 años, que estaba en su séptimo mes de embarazo, murió el sábado cuando trabajaba en un restaurante de comida rápida.

Habrá que esperar el resultado de la autopsia para saber la causa de la muerte de Naomi Cruz Vázquez, la mujer de 31 años que falleció el sábado en su séptimo mes de embarazo, mientras laboraba en el establecimiento Top Potato, en Bayamón. 

Lo súbito de su muerte sorprende por lo raro que resultan estos casos, según explicó en entrevista con este diario el perinatólogo o especialista en embarazo de alto riesgo, José Antonio Gratacós.

“Primero que nada tenemos que ver si ella tenía historial de alguna condición médica previa. Cuando alguien muere súbitamente, pudiese reflejar un evento como embolia (un coágulo que se desprende y va al pulmón) o del corazón, quizás una arritmia”, advirtió el galeno, quien detalló que con el embarazo la probabilidad de embolias aumenta y que las mujeres que tengan condiciones circulatorias deben estar atentas.

A raíz de la muerte de Cruz Vázquez se ha cuestionado si el bebé pudo haber sido salvado. Sobre este particular Gratacós lo consideró “poco probable ya que una vez se interrumpe el periodo de flujo sanguíneo no hay más de 10 minutos para sacar al bebé y éste incidente ocurrió fuera de un hospital”.