A punto de colapsar edificio de la Guardia del RUM

10/26/2012 |
Los guardias denunciaron que el techo del edificio colapsó y lo sujetaron con palos para que no siga cediendo.  (Para Primera Hora / Olimpo Ramos)  
Alegaron que es imposible laborar en la estructura que tiene hasta caca de palomas.

Mayagüez. El edificio que desde hace décadas alberga las instalaciones de la Guardia del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), de la Universidad de Puerto Rico, está en pésimas condiciones y no ofrece seguridad para el personal que labora allí.

Los empleados temen que la estructura colapse en algún momento, ya que una parte del techo se cayó y lo tiene aguantado con tablones.

Un grupo de guardias universitarios que pidió que no se le identificara por miedo a represalias pidió la intervención de la Oficina de Seguridad en el Empleo del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos antes de que ocurra una desgracia.

Desde hace más de cinco años, los guardias universitarios se vienen querellando a sus superiores de las pésimas condiciones en que se encuentra el edificio, que presuntamente tiene asbesto, sin que se hayan atendido sus reclamos.

“Esto es un edificio enfermo, entendemos que de asbesto, [...] el techo con múltiples agujeros, parece un colador de agua, con excremento de palomas, humedad y hemos estado haciendo reclamos y nadie nos escucha”, dijo uno de los guardias a Primera Hora.

El área donde los guardias comen, a poca distancia de los armarios donde guardan sus pertenencias, es la más afectada, perdió el plafón cuando el techo cedió y tuvo que ser sujetado con unos largueros de madera para evitar que se fuera al piso.

La Guardia Universitaria del RUM tiene una plantilla de cerca de 70 hombres y mujeres que están a cargo de la vigilancia y seguridad de una población que a diario ronda las 15,000 personas, entre estudiantes, personal administrativo, profesores y empleados exentos no docentes.

El guardia que está asignado al retén también está encargado del cuadro telefónico desde las 4:00 p.m. hasta las 8:00 a.m., además de las 24 horas los fines de semana y días feriados.

“Nosotros tenemos a cargo toda la seguridad y parte del área de comunicaciones de todo el campus, y somos los que peores facilidades desde donde operar tenemos y nadie se preocupa por mejorar nuestras condiciones de trabajo e incluso tenemos un pleito en el foro judicial por la media hora de almuerzo y le están dando de largas”, señaló otro guardia universitario.

Por su parte, el rector del RUM, Jorge Rivera Santos, dijo que hace pocos días se enteró de la queja sobre las condiciones en que se encuentra el edificio y pasó a verlo.

“[...] vamos ahora a rehabilitar otro lugar para mover al personal de la Guardia Universitaria para entonces poder trabajar con la situación”, declaró Rivera Santos cuando fue confrontado con el problema.

Admitió que el techo tiene filtraciones que se estarán atendiendo y negó que el techo haya cedido a pesar de que los guardias universitarios insisten en que una parte del edificio colapsó y hubo que colocar unos tablones para evitar que siguiera cediendo.

“El techo tiene una barriga y con el tiempo sigue bajando y se colocaron unos tablones para aguantarlo en lo que sacamos a la gente de allí y los colocamos en otro lugar porque, cuando me informaron, yo fui a ver el asunto y di las instrucciones para que se proceda lo antes posible a reubicar el personal una vez se rehabilite el lugar donde estarán en unas semanas’’, expresó Rivera Santos.