Confiesa agresión contra su hija

11/02/2012 |
“Que me perdonen mis hijas y mi familia”, respondió llorando Vega Sepúlveda al ser abordada por la prensa. (edgar.vazquez@primerahora.com)  
Anaís Vega Sepúlveda enfrentará la justicia tras causarle sangrado craneal a su pequeña hija, que la mantiene en estado de coma en el Centro Médico de Río Piedras.

Ponce. Una bebita de solo año y medio se debate entre la vida y la muerte luego que su madre la lanzara contra un play yard por rehusarse a comer.

La mujer de 21 años enfrentará la justicia tras causarle sangrado craneal a su pequeña hija, que la mantiene en estado de coma en el Centro Médico de Río Piedras.

Anaís Vega Sepúlveda, quien reside con su esposo, Luis Irizarry Natal, y otra hija de dos años en el sector El Tuque, pidió perdón por lo sucedido y expresó a la Policía que estaba arrepentida.

“Que me perdonen mis hijas y mi familia”, respondió llorando Vega Sepúlveda al ser abordada por la prensa.

El teniente Ángel Feliciano, de la División de Homicidios, expresó que la mujer confesó haber cometido los hechos.

Explicó que Vega Sepúlveda intentaba darle comida a la niña y, al no querer, se molestó con ella y la lanzó en el corral.

“Luego se percató de que no lloraba y se lo dijo al esposo, quien llevó la nena al hospital”, comentó Feliciano. Asimismo, indicó que se entrevistaron vecinos y otros conocidos de la mujer para investigar si existía un patrón de maltrato. Igualmente, investigan un caso previo de violencia doméstica en el que presuntamente el esposo fue el perjudicado.

Vecinos de la pareja se mostraron sorprendidos por lo ocurrido, ya que –según ellos– casi no veían a la mujer porque siempre estaba encerrada en la casa.

“Ella se veía muy poco por ahí, son vecinos tranquilos”, comentó Carmen Altruz, vecina de la pareja.

Aseguró que nunca escuchó gritos o peleas de la residencia frente a la suya y lamentó mucho el triste desenlace.

Una fuente de Primera Hora señaló que ambos padres de la mujer están presos y que esta creció viviendo en cerca de 36 hogares sustitutos. Además, fue víctima de violación durante su niñez.

Los hechos ocurrieron el miércoles a las 9:30 de la noche en la calle Lidia Rodríguez, en Ponce. Tras el incidente, el padre llevó a la pequeña al dispensario San Lucas, donde el médico de turno diagnosticó sangrado cerebral y la refirió al Centro Médico.

Este caso está siendo investigado por el agente Enrique Meléndez en colaboración con la fiscal Rubimar Miranda.

Al cierre de esta edición, el juez Luis Vélez Vélez halló causa para arresto contra Vega Sepúlveda por tentativa de asesinato y por el artículo 58 de la Ley de Protección de Menores.

Le asignó $950,000 de fianza por el primer cargo, y $250,000 por el segundo. La mujer no cualificó para fianza diferida de la Oficina de Servicios con Antelación a Juicio (OSAJ), por lo que quedó sumariada en la Cárcel de Mujeres de Vega Alta.

La vista preliminar quedó pautada para el 15 de noviembre.