Transborador Atlantis realiza su último recorrido

11/02/2012 | 03:23 p.m.
Cerca de 200 trabajadores se reunieron bajo el frío de la mañana para ver la nave espacial al aire libre por última vez. (AFP)  
Se trata del último transbordador espacial en orbitar alrededor de la Tierra y el último también en dejar el nido de la NASA.

Cabo Cañaveral, Florida.- Escoltado por astronautas y trabajadores del programa de transbordador espacial, el Atlantis realizó un lento y solemne recorrido hacia el retiro hoy.

Se trata del último transbordador espacial en orbitar alrededor de la Tierra y el último también en dejar el nido de la NASA.

El Atlantis emergió justo antes del amanecer del enorme Edificio de Ensamble de Vehículos (VAB, por sus siglas en inglés) y, sobre una plataforma con 76 neumáticos, inició el recorrido de 16,09 kilómetros (10 millas) hacia el principal centro turístico del Centro Espacial Kennedy.

Cerca de 200 trabajadores se reunieron bajo el frío de la mañana para ver la nave espacial al aire libre por última vez. Los empleados fueron acompañados por los cuatro astronautas de la última misión del programa de transbordadores a bordo del Atlantis hace más de un año.

"En mi opinión luce mejor verticalmente", dijo Christopher Ferguson, el comandante del último vuelo del Atlantis.

"Es un viaje corto. Está tomando todo el día", agregó. "Viajó mucho más rápido en su vida anterior. Pero está bien... tiene un nuevo papel".

Partes del conteo del último lanzamiento del Atlantis se escucharon en altavoces antes de que el transbordador iniciara el traslado. Los trabajadores se reunieron frente a una enorme pancarta blanca que decía "Hicimos historia" y debajo de eso la palabra "Atlantis". Siguieron a la nave espacial durante una o dos cuadras para luego dispersarse mientras el transportador del Atlantis aceleraba a su máxima velocidad de 3,22 kilómetros (2 millas) por hora. El convoy incluyó una decena de camionetas con luces intermitentes.

El hecho de que cientos de trabajadores del transbordador están a punto de perder sus empleos, ahora que el Atlantis es enviado al Complejo de Visitantes, entristeció el ambiente. Miles de trabajadores de antemano han sido despedidos.

"La historia no contada del último par de años, de las últimas misiones que realizamos, es la fuerza de trabajo. Es decir, los contratistas sabían que sus cifras iban a bajar... y aun así siguieron haciendo su trabajo", dijo Angie Brewer, quien llegó a estar a cargo de la preparación del Atlantis para los vuelos.

Algunos estaban demasiado molestos como para acudir. El acto del viernes marcó el verdadero fin del programa de transbordadores de 30 años.

La siguiente parada del Atlantis es con un viaje sólo de ida: un parque industrial aún bajo construcción con pocas horas de acceso al público por las tardes. Los boletos para los turistas serán hasta de 90 dólares por persona por una oportunidad de ver la nave espacial de cerca.