Se reanudan las negociaciones entre la Utier y la AEE

11/04/2012 |02:43 p.m.
El presidente de la Utier, Ángel Figueroa Jaramillo, indicó que el sindicato reaccionará al contenido de las propuestas de la gerencia una vez culmine la presentación.

Las negociaciones dirigidas a ponerle fin a la huelga en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y a la vez lograr un convenio colectivo para su principal unión se reanudaron hoy, domingo, al mediodía en el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH) ante el negociador Héctor Hernández Soto.

Durante la tarde, y posiblemente la noche de hoy también, la directora asociada de la AEE, Astrid Rodríguez y el abogado externo Enrique Mendoza tienen la tarea de presentar de manera verbal la propuesta de la corporación pública para lo que sería el nuevo convenio de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier).

El pasado miércoles, la gerencia entregó por escrito la propuesta, pero la unión solicitó que se discutieran los 11 artículos pendientes uno a uno. Esto dio paso a la presentación verbal, que arrancó el viernes con las propuestas sobre los artículos de Diferenciales, Plan Médico y Licencias de Accidentes.

Ayer, sábado, no hubo reuniones de negociación.


Hoy, la gerencia deberá presentar los artículos de Dietas, Incapacidad, Muerte o Jubilación, Salarios, Disposiciones Generales, Salud y Seguridad Ocupacional, Condiciones Especiales de Trabajo y Comensanción anual por Riesgos.

En entrevista con este medio, el presidente de la Utier, Ángel Figueroa Jaramillo, indicó que el sindicato reaccionará al contenido de las propuestas de la gerencia una vez culmine la presentación.

Uno de los principales escollos en la negociación es el artículo de Licencia de Accidentes. Figueroa Jaramillo, acompañado por el expresidente del gremio, Ricardo Santos, indicó que la unión busca establecer por escrito que se garantice un periodo de descanso de al menos 16 horas consecutivas cuando el empleado supere las 11 horas de trabajo en una misma jornada. Según dijo, actualmente este escenario se discute caso a caso entre el empleado y su supervisor.

Otro asunto relacionado con el mismo artículo tiene que ver con el uso que le dan los miembros de la Utier a los servicios por incapacidad de la Corporación del Fondo del Seguro del Estado (CFSE). La gerencia plantea, como lo hizo durante la negociación del convenio pasado -firmado en agosto de 2008-, que los miembros de la unión abusan de estas licencias. Por ello, solicitan que se incluya en el artículo una provisión para que un doctor nombrado por la AEE tenga la palabra final y revise las conclusiones que produzcan los médicos de la CFSE antes de otorgar licencias por incapacidad.

También está sobre la mesa el artículo de Plan Médico.La gerencia propone, según Figueroa Jaramillo, aumentos que oscilan entre 25% y 100% sobre el pago de los deducibles debido a los alegados aumentos en el costo del plan del que se benefician los empleados.

En cuanto al artículo de Salarios, la Utier solicita aumentos para los tres años de convenio de 6%, 7% y 8%. La gerencia contestó con una propuesta de cero aumento en el primer año con bono por firmar de $600 y aumentos de 1% y 1.5% en los otros dos años del convenio.

Figueroa Jaramillo indicó que la propuesta de salario de la Utier está basada en dos componentes: el índice de precios del consumidor -un documento preparado por el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH)- y un componente nuevo: una fórmula diseñada por el economista José Antonio Herrero que, según el gremio, calcula la productividad de los empleados.

La fórmula está predicada en que la plantilla de afiliados de la Utier se redujo en alrededor de 800 empleados desde desde que se firmó el último convenio, por lo que el mismo o mayor trabajo recae sobre una menor cantidad de trabajadores.

La huelga de la Utier comenzó el 24 de septiembre, y este jueves sus afiliados comenzarán a sentir el impacto en sus bolsillos, cuando solo cobren media catorcena, o sea, 37.5 horas. En dos semanas adicionales, a partir del jueves, ya dejarían de cobrar.