Galaxy Note II: regresa la “Phablet”

11/10/2012 | 10:00 a.m.
Traído primero a Puerto Rico por T-Mobile, el Galaxy Note II continua siendo el Smartphone más grande en el mercado. (Suministrada)  
La cámara principal es de 8 megapixeles con flash y es el primer equipo que cuenta con un procesador de cuatro núcleos.

Cuando se introdujo el Samsung Galaxy Note el año pasado, fue un equipo que tuvo muy buena aceptación del público y muy buenas reseñas de parte de la prensa tecnológica y blogueros. 

Su sucesor, el Galaxy Note II va por el mismo camino.

Traído primero a Puerto Rico por T-Mobile, el Galaxy Note II continua siendo el Smartphone más grande en el mercado, con una pantalla Súper AMOLED HD de 5.5 pulgadas, en lo que muchos llaman “Phablet”, una combinación de “phone” y “tablet”. La cámara principal es de 8 megapixeles con flash y es el primer equipo de T-Mobile que cuenta con un procesador de cuatro núcleos, integrando el procesador Exynos 1.6 GHz de Samsung.

Jelly Bean
Sin duda, el atractivo mayor del Note II lo es su sistema operativo, Android 4.1 (Jelly Bean). Las aplicaciones que ya conocemos están ahí (Gmail, Calendar y los demás del paquete de Android), más la enorme gamma de aplicaciones disponibles en Google Pay. 

Las pantallas de inicio, como todos los equipos con Android, son modificables con varias aplicaciones y alternativas de varias de ellas para trabajarlas desde la misma pantalla. 

S Pen
El Stylus que trae este nuevo modelo varía poco, solo en un diseño levemente ergonómico y más delgado. Existe una función que el usuario notará de inmediato, Air View, una función que permite previsualizar el contenido cuando simplemente pasamos el S Pen sobre un e-mail, calendario o galerías de fotos o vídeos. 

También Quick Command, el cual revela una lista de comandos que pueden ser ejecutados con el aparato.

El Note II tiene la capacidad de configurar los correos electrónicos, contactos y calendario del trabajo y sincronizarlos de forma segura, lo cual le convierte en una excelente alternativa para el clásico Blackberry. 

Finalmente, aunque el Galaxy Note II no es una tableta, si puede satisfacer las necesidades de quien desea una, sin su costo. Los costos son similares al de predecesor, de seguro con un contrato de dos años.