Veteranos conmemoran su día en El Morro

11/11/2012 | 05:47 p.m.
McClintock, por su parte, leyó la proclama conmemorativa de la efeméride, y a nombre del gobernador Luis Fortuño, hizo un llamado a respetar los resultados de los pasados comicios generales y del plebiscito. (ana.abruna@gfrmedia.com)  
Diferentes funcionarios de esta administración destacaron el papel que desempeñaron los veteranos en los diferentes conflictos armados en los que Estados Unidos ha participado.

Los hermanos Justino y Tomás Ávila Esperanza comparten mucho más que los lazos familiares. Ambos pertenecen a una familia de la isla municipio de Culebra en la que seis de los 15 hijos hoy son veteranos de guerra.

Esa experiencia compartida hace décadas los hace distinguirse entre otros excombatientes, y por ello fueron reconocidos hoy, domingo, por el gobierno y autoridades militares durante la conmemoración del Día del Veterano.

“Para mí es un honor, y si tuviera que volver (a la guerra), lo haría de nuevo. Yo soy el único veterano de Puerto Rico que, hace siete años, me ofrecí a ir a Irak, y no me cogieron por la edad”, manifestó Justino, de 78 años, tras recibir la distinción junto a su hermano Tomás, de 64 años.

El resto de los hermanos veteranos -Andrés, Pedro, Norberto y Guillermo- no acudió a la ceremonia efectuada en los predios del Castillo de San Felipe del Morro, pero Justino destacó durante el reconocimiento que todos se encuentran con vida y en buen estado de salud.

Durante la actividad, diferentes funcionarios de esta administración, como el secretario de Estado, Kenneth McClintock, y el procurador del Veterano, Agustín Montañez, destacaron el papel que desempeñaron los veteranos en los diferentes conflictos armados en los que Estados Unidos ha participado.

Montañez precisó que en marzo estará completado el desarrollo del primer cementerio estatal de exmilitares, y que este cuatrienio también se ampliaron las instalaciones del Hospital de Veteranos.

En tanto, el ayudante general de la Guardia Nacional de Puerto Rico, Antonio Vicéns, dedicó su mensaje a los veteranos de Viertnam, quienes, según dijo, no han recibido el debido reconocimiento ni los servicios gubernamentales correspondientes, a diferencia de los excombatientes de otras guerras.


McClintock, por su parte, leyó la proclama conmemorativa de la efeméride, y a nombre del gobernador Luis Fortuño, hizo un llamado a respetar los resultados de los pasados comicios generales y del plebiscito, en el que el rechazo al status territorial actual resultó favorecido en la primera pregunta, y la estadidad obtuvo mayor respaldo que cada una de las otras opciones ideológicas.

“El pueblo ha decidido con un abrumador voto en contra de la desigualdad que algún día los veteranos puertorriqueños no tengan que depender del sentido de justicia de un Congreso o un Departamento de Asuntos del Veterano y que serán tratados automáticamente como iguales, y así habrá de ser”, dijo el secretario de Estado durante su mensaje.

Al concluir la actividad, McClintock indicó que es muy temprano para determinar que no existe ambiente en la capital federal para considerar los resultados de la consulta plebiscitaria, y afirmó que Fortuño hará gestiones estas semanas para que se atienda la voluntad de los electores en la Isla.

“Creo que estamos adelantándonos un poquito. Los congresistas y senadores todavía están en sus distritos, comienzan a trabajar el martes, y te aseguro que virtualmente ninguno está enfocado en este asunto”, manifestó McClintock.

“Tenemos que meternos en la cabeza que Puerto Rico no es el ombligo del mundo. Primero, aprendamos eso, cuando empecemos a hablar con ellos de parte y parte, cuando ellos tengan toda la información, ellos decidirán qué quieren hacer”, puntualizó.