Halo 4: el regreso triunfal de Master Chief

11/14/2012 |01:46 p.m.
Master Chief regresa para una nueva aventura en Halo 4 (Suministrada)  
La franquicia regresa con una nueva edición para XBOX 360.

Halo 4 tiene todo en su contra. Es la primera parte de una segunda trilogía y si algo nos ha enseñado el cine y Star Wars, las segundas trilogías no suelen tener “el mismo impacto”. Para colmo de males su desarrollador original, Bungie, decidió separarse de Microsoft en busca de nuevos retos. A su vez, Halo 4 es desarrollado por 343 Industries, quienes nunca han desarrollado un juego original en su corta historia. Sin embargo, al parecer este monumental reto era la inspiración necesaria para 343 no solo crear un buen juego de Halo, sino el mejor en toda la serie.

Halo 4 inicia con varios paralelismos al primer juego de la serie, Halo: Combat Evolved. Master Chief se levanta bruscamente de un largo sueño en la nave “Forward To Dawn” mientras está siendo atacado por los remanentes de la secta de alienígenas, el “Covenant”. En medio de este conflicto vemos, un extraño y artificial planeta (tal como los anillos en los juegos pasados) llamado “Requiem” el cual alberga un nuevo peligro que amenaza la vida de todo ser humano en la galaxia. Sin embargo, hasta aquí terminan las similitudes.

En el universo de Halo, las inteligencias artificiales requieren ser decomisadas luego de operar por 7 años, sino la acumulación de data se torna inmanejable y terminan literalmente matándose en un ataque de psicosis. Cortana lleva operando 8 años. Esto da inicio al que es sin duda alguna la mejor historia desarrollada en toda la serie. Halo siempre ha contado con una mitología rica, llena de místicos mundos e interesantes personajes. Pero irónicamente estos no son desarrollados en los juegos sino más bien en las múltiples novelas y cómics publicados en los pasados años. Halo 4 no teme en detenerse un poco ante todo el caos y explorar más la siquis de sus protagonistas. Vemos con más detalle cómo se desarrolla la relación de un hombre el cual se asemeja más a una máquina y una inteligencia artificial más humana que todos los otros personajes que los rodean.

 

En adición, 343 Industries logró capturar una sensación que inmortalizó Halo: Combat Evolved cuando fue lanzado en 2001 y que para ser honestos, ninguno de los juegos posteriores pudo volver a replicar, esa sensación de asombro y descubrimiento. El mundo de Halo 4 es simplemente una obra de arte. Bosques densos donde apenas iluminan los rayos de un sol artificial. Las clásicas estructuras de la desaparecida antigua raza de los “Forerunners” nunca se habían visto tan detalladas, casi como un organismo con vida.

Y hablando de Forerunners…

El nuevo enemigo que rodea las instalaciones de los Forerunners, los Prometheans, añaden frescura a la serie. No solo tienes que aprender nuevas estrategias para combatir esta nueva amenaza, sino que a su vez tienes que aprender todo el armamento que estos añaden al combate. La primera vez que tomas un arma Promethean en tus manos, literalmente tomando vida, es de por si una experiencia de asombro y descubrimiento. Aunque muchas de estas nuevas armas se comportan similar a la contra parte del armamento de los humanos y del Covenant, cada uno de estos requiere de un ajuste en la estrategia.

Master Chief también recibe mejoras a su armadura, desde un escudo de luz el cual te permite evadir situaciones difíciles, hasta la capacidad de invocar un centinela el cual te ayuda a eliminar la ola incesante de enemigos. Como en los juegos anteriores, Chief tiene la capacidad de utilizar múltiples vehículos durante la campaña.  Regresan los tanques Scorpion y las naves Banshees, pero quien se roba el show es el nuevo Mantis, un Mech con una munición infinita de balas y misiles. Master Chief nunca había sido tan destructivo. Son tantos los elementos que 343 pudo incluir en Halo 4 que hace cada misión uno que requiere de constante aprendizaje y amoldamiento.

Con solo lo antes mencionado ya hace Halo 4 uno digno de la serie, pero 343 no se conformó. El nivel de detalle en la animación de los personajes es un nuevo estándar en la serie. Las facciones que puede producir Cortana son mejores desarrolladas que las actuaciones de muchas películas taquilleras de Hollywood. Simples gestos te dejan saber, sin decir una palabra, la ansiedad que atraviesa, la urgencia de la situación. Añadiendo al drama esta la música a cargo de Neil Davidge, el famoso compositor Británico, quien ingeniosamente inyecta la intensidad del caos con melodías realmente sublimes.

Si no lo he perdido aún y sigue leyendo esta reseña forrada de buenos adjetivos, pensaría que la campaña de Halo 4 es la receta del juego perfecto, la realidad es que hay detalles que 343 pudo haber trabajado mejor. Muchas de las misiones repiten la misma condición, elimina todos los enemigos, oprime un botón o coloca a Cortana en un terminal, ver una animación, repetir la receta. Un juego que ofrece tanto material, ver que cada misión no se desvía suficiente de la anterior puede ser algo incómodo. Por suerte el combate de Halo 4 es tan dinámico que esta repetición para algunos puede ser hasta imperceptible. También Halo 4 delega muchos detalles de la historia en videos que solo se pueden ver al encontrar un terminal oculto en las diferentes áreas que visitas, el cual muchos jugadores no encontraran en una sola jugada. Me resulta incomprensible dejar como opcional algunos de los elementos de la historia tan importantes. Pero basta de la campaña, ya que Halo tiene otro ingrediente igual o más importante: la competencia Online.

Todos los acostumbrados modos de jugar “multiplayer” en el Xbox Live regresan, Capture the Flag, Death Match, Oddball, etc., agrupados en una nueva opción llamada War Games. A estas opciones se añade “Dominion”, donde la misión es capturar diversas bases en un tiempo definido. Si usted quiere jugar solo, el modo de Firefight ha sido sustituido por la nueva opción de Spartan Ops y créanme, esta opción es la que le dará larga vida a este juego. Spartan Ops es una serie de episodios las cuales 343 estarán lanzando en las próximas semanas. Cada episodio incluye una serie de misiones las cuales puedes jugar solo o cooperativo y abundan en la historia luego del final de Halo 4. Es como ver un programa de televisión, pero en vez de ver un video, cada episodio te permite participar en la historia.

A todos estos nuevos modos le añadimos una gran variedad de modificaciones que le puedes hacer a tu Spartan, desde el armamento, hasta logos y diseños. No me queda duda alguna que 343 podrá darle continuidad a la enorme comunidad de jugadores de Halo por lo próximos años. Esto deja de ser un juego para convertirse en casi un plataforma, un juego que puedes participar por todo el año.

343 Industries ha hecho lo imposible, no solo complacerá a la enorme base de fanáticos de la serie, sino que sobrepasará sus altas expectativas. Ha inyectado una buena dosis de novedad para mantener fresco a una franquicia que ha demostrado muy poca señal de debilitamiento. Estos son los juegos que venden consolas y si usted no tiene un Xbox 360, usted no se está perdiendo un buen juego, se está perdiendo una experiencia.

 

El autor es editor de www.dgtallika.com


Tags

Halovideojuegos