Empleados de Head Start protestan por falta de pago

11/16/2012 | 10:05 a.m.
Los empleados del Head Start denuncian que desde junio pasado no cobran. (alex.figueroa@gfrmedia.com)  
Carmen Barreto, una de las portavoces del grupo, indicó que desde junio pasado han habido problemas con el pago de sus salarios.

Tiana Balado González es madre soltera que no falla con su trabajo como asistente de maestra en un Head Start, pero se pregunta cómo le explicará a su hijo de cinco años que el salario no le ha llegado a tiempo para la celebración de Acción de Gracias ni posiblemente Navidad.

Balado González es una de las 241 mujeres que trabajan en 48 centros Head Start que llevaron a cabo un piquete hoy frente a las oficinas de la Administración para el Cuidado y Desarrollo Integral de la Niñez (Acuden) para protestar por la prolongación de problemas en el pago de su salario, que no reciben hace un mes.

Las 241 mujeres y siete hombres atienden a 1,150 niños en los centros Head Start de cinco municipios, que son administrados por la fundación Avance con fondos federales que recibe a través de Acuden, que es uno de los cuatro componentes programáticos y operacionales del Departamento de la Familia (DF).

"Nos estamos viendo afectados porque se nos atrasan nuestras deudas. Yo pago renta, luz, agua, mi sueldo es el único sustento que tengo para mantener a mi hijo", manifestó Balado González. "Yo cumplo todos los días con mi trabajo. Soy asistente de maestra y no se me paga. Eso afecta, porque tenemos 20 niños a cargo, además nuestras deudas y los bancos no entienden la situación por la que estamos pasando y se nos cierran las puertas", lamentó.


Según Iram Ramírez, representante internacional del sindicato Unión Internacional de Empleados Profesionales y de Oficinas (OPEIU, por sus siglas en inglés), indicó que hace años ha habido problemas que han denunciado, recientemente Acuden tomó control del programa que administraba Avance debido a irregularidades.

 Dijo que por un lado Avance asegura que Acuden les debe dinero, mientras que la agencia sostiene que le hizo el pago correspondiente de fondos federales.

Por su parte, Patricia Pizarro Osorio, delegada del sindicato, precisó que la presidenta de Avance, identificada como Elba Bonilla, "está siendo investigada por un sinnúmero de situaciones que han habido y no se nos han dicho".

Ante este panorama se ha complicado la compensación que se supone que reciban los empleados. Ramírez dijo que se les adeudan las últimas dos quincenas, las aportaciones al plan médico de los últimos dos meses, además de las horas extras y millaje a los que prestan servicios en la calle.

"Nos dicen que hubo mala administración del programa, que el DF tuvo que tomar control del programa y que por esa razón no hay asignación de fondos", sostuvo Ramírez. "Lo que nos sorprende es que digan que se enteraron ahora cuando la unión lleva denunciando esta situación hace más de dos años", cuestionó.

Señaló que, tras denuncias, lograron antes de las elecciones que les hicieran un pago atrasado, pero alegó que después de los comicios generales no les han informado cómo les van a resolver.

"Ellos (DF) alegan que las últimas quincenas las pagaron con dinero estatal. Ahora lo que nos señalan es que no tienen dinero de fondos estatales para pagar y a nosotros nos sorprende", apuntó Ramírez. "Lo que se adeuda son como $600,000. Nos asombra que el Gobierno no tiene tan si quiera $600,000 en caja para hacer ese desembolso adeudado", añadió.

La situación es inconcebible para Pizarro Osorio, quien además de delegada es la encargada del servicio de alimentos del programa Head Start Avance en Puerto Rico.

"Estamos haciendo de tripas corazones", lamentó. "Estamos pidiéndole a los padres líquido de fregar, papel de baño, papel de servilletas, jabón de mano porque nada de esas cosas las tenemos, cuando esto es un programa federal y se supone que exista todo", detalló.

"Lo más preocupante es que nosotros damos un servicio de excelencia a los niños del DF, mientras que nuestros hijos y los hijos de nuestros compañeros están siendo maltratados porque no está llegando el pan todos los días a la casa de ellos", manifestó.

"No sabemos si vamos a cobrar las vacaciones de Navidad", afirmó. "Salimos hoy de trabajar. Nos dieron libre martes y miércoles, y nos vamos a nuestras casas sin tener los alimentos para la cena de Acción de Gracias, cuando el DF y el Gobierno de Puerto Rico reciben hoy su bono de Navidad. Hoy tenemos que decirles a nuestros hijos y a nuestra familia que no tenemos nada para esta semana", dijo indignada.

Según la página de Internet del Departamento de la Familia, "Acuden y su programa Head Start/Early Head Start es el concesionario más grande en Puerto Rico y el tercero en los Estados Unidos" y señala que impacta "una matrícula de dieciocho mil ciento diez (18,110) niños/as a través de sesenta y cuatro (64) municipios, incluyendo Vieques y Culebra".  

Añade que "Acuden es el recipiente de los fondos federales del Programa Head Start, los cuales a su vez son delegados a veintiuna (21) agencias delegadas, de éstas, diecinueve (19) son municipios, dos (2) son organizaciones sin fines de lucro y un (1) consorcio. El programa Head Start está dirigido a ofrecer servicios a niños de edad preescolar provenientes de familias de escasos recursos, según establecido en la Guía de pobreza del Programa Head Start/Early Head Start".