Encuentran auto que se sospecha fue usado durante balacera en Las Catalinas Mall

11/20/2012 |03:25 p.m.
En la balacera, ocurrida a las 6:45 p.m. del sábado, resultaron heridos Enrique Ureña Serrano, de 20 años, y Juan C. Ojeda Morales, de 21 años.

La Policía en el área de Caguas ocupó el vehículo de motor con el cual se sospecha se perpetró el sábado pasado, un ataque a tiros contra dos hombres en las inmediaciones del exterior de la tienda Sears en el centro comercial Las Catalinas Mall en la ciudad del Turabo.

La fuente policiaca no precisó el lugar en el que se ocupó el auto, pero sí indicó que se trata de un auto compacto de fabricación japonesa. El auto, que concuerda con el que aparece en la imagen de las cámaras de seguridad del centro comercial, no tiene gravamen, presenta orificios de bala y las autoridades buscan a su dueño registral para ser entrevistado.

En la balacera, ocurrida a las 6:45 p.m. del sábado, resultaron heridos Enrique Ureña Serrano, de 20 años, y Juan C. Ojeda Morales, de 21 años, ambos vecinos de la barriada Morales, en Caguas.

El dúo visitó el centro comercial y estuvieron unos 40 minutos en el interior de una tienda de zapatos. Ambos jóvenes adultos, quienes no han cooperado con la Policía en la pesquisa, entraron por el área cerca a la zona de carga de Sears, donde también se ubica una entrada al centro comercial.

Cuando salieron de Las Catalinas lo hicieron por el mismo lugar, pero allí les esperaban varios hombres a bordo de un auto descrito como Mazda 3.

Ureña Serrano y Ojeda Morales, quienes repelieron el ataque -según testigos- resultaron heridos de bala, al igual que Víctor Crispín Rodríguez, de 26 años, quien es empleado de la tienda Sears. Las armas que supuestamente utilizaron las víctimas del ataque no aparecen.

En la escena se ocuparon casquillos de tres tipos de calibre.

Crispín Rodríguez recibió un disparo en el brazo izquierdo y sigue hospitalizado; Ureña Serrano fue alcanzado en el área de la espalda; y Ojeda Morales recibió la herida de bala en el costado izquierdo.

Luego de la agresión, Ureña Serrano y Ojeda Morales le pidieron transportación a una personas quien se encontraba por el área esperando a su novia. Los tres arrancaron y segundos después impactaron un vehículo en que viajaban dos jóvenes.