Conoce todo sobre los incentivos para comprar una vivienda

11/28/2012 | 11:09 a.m.
El momento es fantástico para las personas que tengan su trabajo y cualifiquen por las condiciones de crédito o para quienes no tengan que vender para comprar una nueva propiedad.  

Esta es típicamente una temporada festiva para nosotros. Las familias están pensando en reuniones y vacaciones, pero este año en particular, y más que nunca en esta época del año, un muchas de estas familias están evaluando las oportunidades en compra de viviendas. 

¿La razón? Podría ser la última oportunidad para  comprar tu propiedad beneficiándote de algunos de los incentivos del programa Impulso a la Vivienda (Ley 132), pues  si todo sigue como planificado, el 31 de diciembre  podrían terminarse. 

De los incentivos se ha escrito  mucho, pero siguen quedando interrogantes para algunos compradores. Si te quedan dudas, aquí te presentamos un resumen del tema, del que aún no se ha escrito todo porque tanto para compradores y vendedores de vivienda como para numerosos miembros de la industria de bienes raíces y la banca hipotecaria, se mantiene la esperanza de que estos se extiendan a partir del próximo año y que no culminen con el 2012 como previsto en la Ley.

¿CÓMO SURGIÓ EL PROGRAMA?

En agosto de 2010, el gobernador Luis Fortuño presentó el programa indicando que había que dar un impulso urgente al mercado de bienes raíces. En ese entonces, más de 20,000 unidades de vivienda formaban el inventario disponible en la Isla. Así nació el programa de “Estímulo de Vivienda” que tuvo varios cambios, beneficios y extensiones desde su creación hasta el 31 de diciembre, cuando espera que se termine.

 TIPO DE INCENTIVOS 

No se trataba de un bono únicamente, como erróneamente pensaron muchos. El programa de beneficios de la Ley 132, incluía bono para pronto gastos de cierre, reducciones contributivas y exoneración y sellos y comprobantes, entre otras opciones, dependiendo de las condiciones del comprador y tipo de compra, pero también dependiendo de una asignación de fondos y de la disponibilidad de ellos. El bono se creo en el 2009 y no es parte de la Ley 132 aunque  es parte del Estimulo de Vivienda que incluye El Bono, La Ley 132,  la Segunda Hipoteca y Mi Seguro Hipotecario que financia hasta el 105%.

¿QUÉ ES LA LEY DE TRANSICIÓN DEL PROGRAMA IMPULSO A LA VIVIENDA? 

Firmada el 1 de noviembre de 2011, la Ley extendió todos los beneficios del paquete de incentivos que brindaba la Ley 132 hasta el 31 de diciembre de 2012.  

Además,  la Ley de Transición del Programa Impulso a la Vivienda estipuló que a partir del 1 de noviembre de 2011, las ganancias de capital a largo plazo en la venta de toda residencia principal estarán exoneradas del pago de contribuciones,  de la contribución alterna básica y de la contribución alterna mínima, sin importar la fecha o las circunstancias en que la residencia principal fue adquirida. 

Asimismo, la Ley de Transición estableció que hasta el 31 de diciembre de 2012 habría:

- 100% de exoneración en contribuciones sobre ganancias de capital para el vendedor.

- 100% de exoneración en sellos y comprobantes de la cancelación

HASTA EL  31 DE DICIEMBRE DE 2012

Propiedades nuevas: 

-  100% de los incentivos.

- 100% en exoneración del CRIM por cinco años

- 100% descuento en sellos y comprobantes de las escrituras de compra-venta e hipoteca

- 100% de exoneración en contribuciones sobre ganancias de capital futura cuando venda la propiedad,  si esta es su  residencia principal.

Propiedades existentes:  

- Reducción de 50% en los incentivos

- 50% en exoneración del CRIM por cinco años 

- 50% descuento en sellos y comprobantes de las escrituras de compra-venta, hipoteca y cancelación

- 50% de reducción en contribuciones sobre ganancias de capital futura del comprador cuando no sea su residencia principal.

DESPUÉS DEL 31 DE DICIEMBRE  

- Como está ahora establecido, a partir de esa fecha se eliminan los incentivos pero se hace permanente la exoneración en contribuciones de ganancias de capital en la venta de una residencia principal.

- Terminan las reducciones en los pagos del CRIM.

- Terminan las reducciones en el pago de sellos y comprobantes en escrituras de compra-venta.

UN REPUNTE EN EL PANORAMA

Para Alejandro Brito, presidente de la Asociación de Constructores de Hogares (ACH) ahora que pasó la incertidumbre del proceso eleccionario, en estas últimas semanas del año debemos ver un repunte en las ventas. “Entendemos que en el ánimo de todo el mundo lo que prima es que continúen los incentivos, que no terminen el 31 de diciembre”, dijo Brito.

“El momento es fantástico para las personas que tengan su trabajo y cualifiquen por las condiciones de crédito, pero además para quienes no tengan que vender para comprar una nueva propiedad y para quienes quieran venir a vivir aquí o retirarse”, dijo Brito reiterando el concepto que ha destacado anteriormente.

Brito indicó que en la Isla quedan unas 7,000 unidades disponibles según un estudio reciente de Estudios Técnicos y que el inventario ideal en Puerto Rico debe ser entre 3,000 a 3,500. “Sigo con mi mensaje de que la Isla debe verse como un mercado de sólida inversión en bienes raíces. Aunque los incentivos de programa de estímulo terminen, aquí hay excelentes precios, pero debemos promovernos en el exterior como un mercado de bienes raíces sólido y seguro para invertir”, dijo. Añadió que no obstante sigan o no los incentivos, se impone un análisis en las leyes, el buscar que estas sean cónsonas con la política pública y que hagan atractivas el alquiler de propiedades.

“A los compradores les digo que todavía hay precios de hace más de 10 años y los intereses más bajos de la historia y en muchos proyectos hay incentivos privados como incluir los enseres entre otros atractivos. Es un excelente momento para salir a comprar su propiedad, y si todavía puede beneficiarse de los incentivos que otorgó el gobierno, mejor, pero no sabemos si continuarán después del 31 de diciembre”. 

CAUTELA Y RESPONSABILIDAD

Si todavía no ha dado el paso de orientarse, precualificarse para la compra y ver las propiedades que le interesan, hágalo ahora pero consciente de que algunos de esos incentivos podrían no aplicarle al momento de cerrar debido al poco tiempo que queda. “Las instituciones financieras tenemos la responsabilidad de hablarle claro a nuestros clientes. Eso es parte de nuestro compromiso”, dijo Ricardo Domenech, vicepresidente senior de hipotecas de Scotiabank.

Domenech indicó que esos programas de incentivos tuvieron como objetivo movilizar el inventario de propiedades nuevas en venta y facilitar que la reventa de propiedades. “Cumplieron con eso. Estimularon a un público comprador a entrar en una transacción financieramente atractiva, porque proveían ayuda para lograr la venta, como aportación para los gastos de cierre, entre otras, y a la vez se beneficiaban de los bajos precios de las propiedades nuevas”, dijo.

El ejecutivo dijo que no se sabe lo que pasará luego del 31 de diciembre. “Lo que sabemos seguro es que terminan el 31 de diciembre y la nueva administración tendrá su visión de cómo trabajará con el asunto porque la necesidad de viviendas no ha terminado”. Tomando eso en consideración y el que una hipoteca típica toma entre 40 a 60 días para procesar y cerrarse, algunos de estos programas que están todavía vigentes podrían no estar disponibles al momento de esos clientes cerrar sus propiedades. “Eso tienen que saberlo los clientes. El tiempo para tomar provecho de estos planes se está acabando, si usted no lo ha hecho tenemos la responsabilidad de decirle que es posible que no estén disponibles al momento de cerrar su hipoteca, es algo que no depende de nosotros. Estamos haciendo los disclosures de que estos programas podrían no estar vigentes”, dijo Domenech. 

Para el experto, el programa del bono para gastos de cierre fue muy bueno porque les dio fondos para cerrar una transacción a personas que no lo tenían, haciendo realidad la compra de su casa pero considera que ahora se debe evaluar el programa con transparencia fuera de decisiones de una administración u otra, ver el valor e impacto que tuvo en la economía y en las familias. “Los incentivos constituyeron una parte importante del negocio de financiamiento residencial en el 2012, y fueron muy significativos para toda la industria”, destacó.

Domenech recomienda:

- Nunca tome una decisión para comprar, vender o financiar una casa que no sea cuidadosamente analizada.

- No haga una decisión solamente pensando en los incentivos. Tiene que ser sabia porque es a largo plazo un compromiso que se está adquiriendo, asegúrese que es una decisión financieramente inteligente.

- Si estaba pendiente de comprar y ha analizado que eso es lo que le conviene, entonces hágalo ahora, pero oriéntese bien en la institución financiera sobre los incentivos que podrían o no aplicarle.