Papo Christian culpa a la sociedad del crimen del publicista

12/04/2012 |10:40 a.m.
Papo Christian dijo que la sociedad se ha materializado y no está pendiente de enseñarle moral, respeto y dignidad a los niños. (Archivo)  
Dijo que la sociedad se ha materializado y no está pendiente de enseñarle moral, respeto y dignidad a los niños.

El líder comunitario Roberto Pérez Santoni, conocido por Papo Christian, dijo que toda la sociedad es culpable de crímenes como el del publicista José Enrique Gómez.

Dijo que la sociedad se ha materializado y no está pendiente de enseñarle moral, respeto y dignidad a los niños.

“Esos bandidos, canallas, sin moral, sin sentimiento, que le quitan la vida a un ser humano por dinero, son unos canallas, son unos miserables y son el producto de nuestra propia sociedad”, afirmó el líder del residencial Manuel A. Pérez en entrevista radial (Univision Radio - WKAQ).

De hecho, el pintoresco líder dijo sentirse culpable de la muerte del publicista. Esto, a pesar de que se ha caracterizado por llevar una campaña en contra de las balas al aire.

“La muerte de ese publicista tiene que correr en la conciencia de todos nosotros, de los que pueden hacer algo y no hacen nada, de los que han hecho y deberían hacer más, de los que hablan por radio, de los que salen por la televisión, qué cosas hacemos para hacer una mejor sociedad”, señaló Papo Christian.

Llamó a trabajar por reforzar la educación, atender la salud mental y que hay que mejorar la economía para lidiar con el crimen.

“Insisto que los hogares, antes de llenarle la barriga a los hijos de comida, hay que enseñarle vergüenza, dignidad y respeto a la vida”, afirmó, tras llamar a no perder la esperanza. Además, Papo Christian hizo un llamado a que respalden su iniciativa para combatir las muertes por disparos al aire en la celebración de la despedida de año.

El publicista fue ultimado en medio de un carjacking el pasado viernes en la madrugada. No fue hasta anoche que la Policía dio con el cadáver, luego de que una madre entregara a su hijo tras ver una foto en la que se le imputaba ser sospechoso del crimen.