¿Qué le espera al boxeo para el 2013?

12/11/2012 |
 
Los grandes eventos del próximo año tomarán forma una vez el invicto Floyd Mayweather Jr. revele el nombre del rival de turno.

¿Qué pelea debería estar en boca de todos cuando se piensa en el 2013?

Desde antes que Manny Pacquiao y Juan Manuel Márquez se encontraran dentro del ring por cuarta ocasión, la posibilidad de un futuro enfrentamiento entre el filipino y Floyd Mayweather Jr. estaba latente.

Sin embargo, luego del devastador nocaut que sufrió Pacquiao ante Márquez el pasado sábado, sin dudas esos planes serán alterados.

Por un lado, Leonard Ellerbe, asesor de Mayweather Jr., adelantó la semana pasada a ESPN.com que el boxeador invicto tiene en agenda realizar por lo menos dos combates (mayo y septiembre) el próximo año.

¿Contra quién? Todavía está por definirse, pero una vez se revele el nombre del oponente, las demás fichas deberían caer en su lugar.

Un posible escenario para Mayweather Jr. es Robert Guerrero –monarca interino wélter (147 libras) del Consejo Mundial de Boxeo (CMB)– el 4 de mayo, durante el fin de semana del Cinco de Mayo en Las Vegas.

Guerrero entró a escena para Mayweather Jr. cuando venció al ex campeón Andre Berto el 24 de noviembre y, a su vez, se convirtió en el retador obligatorio. Gracias a la relación de Mayweather Jr. con Golden Boy Promotions, Saúl “Canelo” Álvarez formaría parte del cartel, arriesgando la faja superwélter (154 libras) del CMB ante Miguel Cotto.

El puertorriqueño viene de una derrota por decisión unánime ante Austin Trout el 1 de diciembre, que arruinó el plan inicial de enfrentar a Álvarez.

No sería del todo descabellado anticipar que los ganadores pelearían el 14 de septiembre de 2013.

Pacquiao, por su parte, tiene múltiples alternativas sobre la mesa.

¿Retiro? El filipino insistió en que todavía seguirá activo en el boxeo a pesar de que ha perdido dos peleas consecutivas.

¿Una quinta pelea contra Márquez? No se descarta. En términos económicos, fue un éxito para la empresa Top Rank. El promotor Bob Arum aseguró que todos los boletos para Pacquiao-Márquez 4 fueron vendidos, lo que traduce a $10.5 millones en la boletería. El pote aumentará una vez se conozcan los números en ventas del pay- per- view a un costo de $59.95.

Pacquiao está en línea para recibir unos $26 millones, mientras que la paga de Márquez ronda los $8 millones.

Otra alternativa para Pacquiao sería una revancha con Tim Bradley, quien venció al filipino en una cuestionada decisión.

Incluso, el plan original de Top Rank era que si Pacquiao derrotaba a Márquez, mediría fuerzas con Brandon Ríos en su próxima cita.

En cuanto a Márquez, el panorama no luce claro.

Con excepción de una quinta pelea contra Pacquiao, las opciones son escasas. Una segunda reyerta contra Mayweather no tendría sentido. El mexicano podría regresar a las 140 libras para unificar título o considerar seriamente la idea del retiro.