Policía ha ocupado sobre $1 millón en pirotecnia ilegal durante el 2012 - Vídeo

12/20/2012 |04:12 p.m.
Esta cifra supera la registrada el pasado año, cuando se ocuparon unas 22,000 libras.

 Cerca de 30,000 libras de material pirotécnico, valoradas en calle en más de $1 millón, han sido ocupadas en lo que va del 2012, reveló el capitán Wilson Lebrón, director de la División de Explosivos de la Policía.

Esta cifra supera la registrada el pasado año, cuando se ocuparon unas 22,000 libras.

Hoy, jueves, las autoridades permitieron a la prensa acceder al búnker del polígono de tiro de Isla de Cabras, donde almacenan provisionalmente decenas de cajas ocupadas este año con baterías, cohetes, petardos y otros artículos de propulsión, la mayoría de los cuales son elaborados en China, pero transportados generalmente vía marítima a la Isla desde los Estados Unidos.

De acuerdo con el oficial, la peligrosidad de este material, proscrito por la Ley de Pirotecnia, radica en que “no sabemos el manejo que se le ha dado” y las consecuencias que ello podría tener al utilizarse. Por ejemplo, el tiempo de ignición podría ser muy corto, por lo que podría estallar en las manos o cerca de quien la usa.

Lebrón recordó que el estatuto establece multas que van desde $500 hasta $5,000 o más y penas de reclusión para sancionar la posesión, venta o manejo de material ilegal de pirotecnia.

“Si se ocupan menos de 10 unidades, las multas son de $500 y de uno a tres meses en prisión. A la persona que se le ocupen más de diez unidades de pirotecnia está expuesto hasta tres años de prisión o $5,000 o más de multa, o las dos en ambos casos”, precisó.

En lo que va de año, la Policía ha intervenido con más de una decena de personas por violar dicha disposición, reveló.

 La Ley de Pirotecnia, sin embargo, permite como excepción la venta de productos de pirotecnia de base terrestre del 15 de noviembre al 10 de enero. También permite la venta legal de ese tipo de mercancía del 1 de junio al 31 de julio.

Entre el material ocupado en la calle este año, precisó el capitán Lebrón, se han encontrado unos productos llamados “Crazy Mario” y “Crazy Christian”, que se presenta como un producto legal, pero sobre sus sellos de advertencia indican que “silban y explotan”, lo que los convierte en material prohibido.

Asimismo, el director de la División de Explosivos alertó sobre la peligrosidad de los artículos de confección casera, como las bazucas o bombitas.

 Aunque no precisó fecha, el capitán informó que recientemente un adolescente de 13 años y vecino de la zona Este del país sufrió quemaduras de segundo grado en sus piernas luego de que una bazuca estallara cerca de sus piernas.

 “El año pasado, 12 personas -incluyendo niños- tuvieron que ser atendidas por quemaduras relacionadas al mal manejo de estos artefactos (pirotécnicos). Por eso, es importante que todo adulto entienda el peligro que conlleva y que representa este material para los niños e, inclusive, para ellos mismos si no se usa adecuadamente. Es imprescindible que velemos por la seguridad de los nuestros”, dijo, por su parte, el coronel Francisco Rodríguez, superintendente auxiliar de Operaciones Estratégicas.