El príncipe Guillermo celebrar Navidad con suegros

12/22/2012 | 06:25 p.m.
La familia real británica por lo general pasa las fiestas en Sandringham, una extensa propiedad real en el este de Inglaterra. (Archivo)  
Eso significa que la duquesa de Cambridge, que recientemente fue hospitalizada por náuseas matutinas, pasará la Navidad con su familia inmediata.

El príncipe Guillermo celebrará la Navidad con su familia política en el sur de Inglaterra, dijeron el sábado las autoridades reales. El duque de Cambridge viajará a la villa de Bucklebury para pasar la festividad con sus suegros y su esposa Catalina, y quien está embarazada.

Eso significa que la duquesa de Cambridge, que recientemente fue hospitalizada por náuseas matutinas, pasará la Navidad con su familia inmediata.

Un comunicado del palacio de St. James, que es la residencia oficial del príncipe Guillermo, no dio muchos detalles, saldo decir que el príncipe y Catalina pasarán sus días en privado en Bucklebury, pero un reciente artículo con declaraciones de la hermana de Catalina, Pippa Middleton, dio detalles sobre cómo podrá ser la celebración navideña de la pareja real en Bucklebury.

"La Navidad de los Middleton deberá ser felizmente tranquila. Somos buenos en darnos ánimos en todo momento", dijo Pippa en la edición más reciente de la revista Spectator, de Gran Bretaña. Agregó que a su padre, Michael, le gustaba sorprender a la familia con disfraces estrambóticos.

"Él compra un disfraz cada año y por lo general exagera un poco. Hace un par de años se presentó con un disfraz inflable de luchador de sumo", escribió.

La familia real británica por lo general pasa las fiestas en Sandringham, una extensa propiedad real en el este de Inglaterra. Un portavoz de Guillermo dijo que la pareja real visitará el lugar en algún momento durante las fiestas. Dijo que la abuela de Guillermo, la reina Isabel II, y su esposo, el príncipe Felipe, aprobaron que Guillermo y su esposa estuviesen ausentes de Sandringham.

El vocero habló a condición de no ser identificado debido a que las reglas palaciegas prohíben identificarse ante los medios.