Actriz Jessica Chastain quiere hacer todo

12/24/2012 |05:40 p.m.
Jessica Chastain es la voz de la jaguar GIA en "Madagascar 3". (Archivo)  
A pesar de que Chastain ha logrado filmar en 18 meses más películas que lo que parece físicamente posible y se presenta en la obra "The Heiress" de Broadway, no le falta energía.

Nueva York.- "¡Quiero hacer todo!", dijo la actriz Jessica Chastain.

A pesar de que Chastain ha logrado filmar en 18 meses más películas que lo que parece físicamente posible y se presenta en la obra "The Heiress" de Broadway, no le falta energía y dice que quiere hacerlo todo, incluyendo papeles de malvada.

"¡Quiero hacer villanas locas en películas basadas en cómics con acentos extraños y cicatrices!", dijo entusiasmada como su fuera una chiquilla. "Quiero hacer de todo. Creo que me tengo que calmar y decir: no tienes que hacer todo ahora. Espero seguir aquí en algunos años".

A estas alturas la permanencia de Chastain está asegurada, el año pasado surgió como una actriz con un espectro profesional aparentemente ilimitado, de belleza natural y con la sutileza de un camaleón. Debido a varios retrasos de distribución de sus películas, su talento pareció llegar en una ola de películas con una variedad de papeles muy diferentes incluyendo "The Tree of Life", "Take Shelter", "The Help", "Coriolanus", "The Debt" y "Texas Killing Fields".

Pero no se ha rendido, además de la película sobre contrabando de alcohol "Lawless", la voz de un personaje en "Madagascar 3" y su debut en Broadway, Chastain protagoniza uno de los papeles más esperados del año en el docudrama de Kathryn Bigelow sobre la muerte de Osama bin Laden, "Zero Dark Thirty".


"Nunca pienso en lo que sigue", dijo. "Más bien siempre estoy pensado: '¿Qué es lo que no he hecho todavía?'''.

"Zero Dark Thirty" entró fácilmente en la lista de sus proyectos. En la película interpreta a una agente de la CIA obstinada y obsesiva, empeñada en encontrar a bin Laden a lo largo de una década en una búsqueda, que incluye torturas a detenidos, el trabajo intrépido de detectives y la defensa férrea de la redada en Pakistán en la que murió bin Laden.

La actuación ya le ha valido a Chastain nominaciones a la mejor actriz en los Globos de Oro y en los premios SAG, también se espera que logre su segunda nominación en los Oscar, después de la que tuvo el año pasado por "The Help", una distinción que recuerda con gusto como "una locura".

El guionista Mark Boal basó el personaje de Chastain, Maya, en una agente verdadera de la CIA cuya identidad se mantiene confidencial. Aunque Boal reconoce que Maya tiene tintes dramáticos por tratarse de una película basada en un personaje, Chastain considera que la cinta es "100% fiel" al retratar el papel que tuvo su personaje en la búsqueda de bin Laden.

Interpretar una mujer tan dura, dijo Chastain, ha sido su papel más difícil porque tenía que crear una gama de emociones a alguien que habla en la jerga de las fuerzas armadas y se niega a desviar su atención.

"Cualquier subtexto que tenía, cualquier parte de la travesía del personaje, lo tenía que mostrar con mi diálogo técnico y mi transformación en los 10 años (de la historia), lo que le pasa a mi cara, a mi cabello a cómo interactúo con la gente", dijo Chastain. "Tenía que ser de una forma más sutil, tenía que ser el tipo de actuación delicada. Con Celia (su personaje de 'The Help'), se ve la voz y todo lo demás".

Verse en una escena en la que Maya confronta y amenaza a su supervisor (Kyle Chandler) impactó a Chastain quien no había pensado que era capaz de evocar una furia como de Hulk, según dice.

Aunque su sensibilidad y su proximidad a sus emociones es parte de lo que la convierte en una gran actriz, también hicieron que "Zero Dark Thirty" fuera difícil para ella, especialmente la semana que pasó en una prisión de Jordania filmando las escenas violentas de interrogatorios. Esas escenas, en las que Jason Clarke interpreta a uno de sus colegas y Reda Kateb a un detenido, han reavivado el debate sobre el papel de la tortura en la búsqueda de bin Laden.

"Hubo un receso de 10 minutos en el que lloré. Tuve que ir a esconderme detrás de un edificio. Perdí el control y comencé a llorar", dijo. "Sé que estoy interpretando a esta mujer que se supone que no debe ser emocional es su trabajo, pero de todas formas siento cosas y no iba a poder hacer la escena sin dejar salir eso, sin llorar a mis anchas".

Por estar tan ocupada Chastain estuvo cerca de no poder filmar "Zero Dark Thirty", pues se supone que debía estar filmando algo más en ese entonces.

Bigelow, la directora ganadora del Oscar por "The Hurt Locker" estaba decidida a tenerla.

"Movimos cielo, mar y tierra para tener a esta mujer", dijo Bigelow. "Esta es una película muy compleja y necesitábamos a alguien con una gran agilidad verbal. Pero lo más importante era la precisión, su actuación cuidadosamente calibrada y matizada. La he visto en sus otras cintas, pero nunca al grado que se ve en esta", dijo la directora.