Niño herido de dos años fue dejado solo con un arma de fuego

12/31/2012 | 04:13 p.m.
Colón Ayuso fue sometido a una cirugía exploratoria al mediodía para determinar si había sufrido daño en alguno de sus órganos vitales.(jose.madera@gfrmedia.com)  
Las circunstancias en que un niño de dos años y 11 meses sufrió la mañana de hoy, lunes, una herida de bala al utilizar un arma propiedad de su madre expolicía no están para nada claras.

Las circunstancias en que un niño de dos años y 11 meses sufrió la mañana de hoy, lunes, una herida de bala al utilizar un arma propiedad de su madre expolicía no están para nada claras.

 Lo que sí se conoce con certeza y figura en las dos versiones brindadas hasta el momento es que el infante Adrién Colón Ayuso fue dejado solo en el interior de un vehículo y con un arma de fuego cargada al alcance.

Colón Ayuso fue sometido a una cirugía exploratoria al mediodía para determinar si había sufrido daño en alguno de sus órganos vitales. El menor llegó llorando y consciente al Centro Médico en Río Piedras tras sufrir la herida de entrada y salida en el abdomen.

A las 3:30 p.m., ningún portavoz en el Centro Médico había brindado información sobre la condición del niño. Tampoco está claro si la familia dio la autorización requerida para revelar esos datos.

La agente Diana Marrero, del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de San Juan, indicó que el incidente ocurrió frente a la residencia del padre de Brenda Ayuso Rivera, madre del menor. Según relató la expolicía, quien abandonó la agencia hace un mes mediante una ley de retiro incentivado, ella dejó al menor amarrado en el asiento protector de su vehículo, y entró a la residencia para llevar unos paquetes.

Fue entonces cuando escuchó el disparo, salió corriendo hacia el automóvil -un Toyota Corolla- y encontró al niño herido.

La pesquisa apunta a que la mujer, quien tuvo como última tarea trabajar como instructora de tiro en Carolina, dejó la baqueta con su arma de fuego en el interior de una cartera colocada en el asiento trasero del vehículo. Se desconoce cómo el niño tuvo acceso al arma, que ya fue ocupada por las autoridades.

La segunda versión fue ofrecida por el jefe interino del CIC de Carolina, el teniente Carlos Haddock. A base de las versiones ofrecidas por la madre y el abuelo del menor, el oficial indicó que el niño logró zafarse de alguna forma del asiento protector, y alcanzó el arma de fuego que se encontraba en la cartera de la madre colocada en el asiento del pasajero.

Luego, el niño regresó al asiento protector, se sentó y activó el arma. Según Haddock, Ayuso Rivera encontró a su hijo con el asiento desamarrado.

 Ambas versiones coinciden en que el arma estaba en el interior de una baqueta. Se trata de una pistola que funciona con balas de calibre. 40 y de 9 milímetros. La bala que impactó al niño es de 9 milímetros.

En medio de la emergencia, la mujer decidió llevar al niño en su propio vehículo junto a su hermano, quien es paramédico.

A mitad de camino, en la avenida 65 de Infantería, jurisdicción de San Juan, se toparon con una ambulancia, donde finalmente se trasladó al infante al Centro Médico.

La agente Marrero precisó que la investigación seguirá en manos de agentes de la División de Delitos Sexuales y Maltrato a Menores de Carolina. Una fiscal asignada al caso ordenó tomar fotos en la escena, mandó a ocupar el auto, y se supo que le harán pruebas de balística al arma.

El capitán José Antonio Llanos fue uno de varios policías que llegaron al hospital para brindar apoyo a la mujer.

“Es tremenda compañera, muy buena”, se limitó a decir Llanos, quien supervisó a Ayuso Rivera cuando ambos trabajaron en la División de Operaciones Tácticas de Carolina.

Llanos precisó que su exsubalterna trabajaba como instructora de tiro.

Mientras, la agente Belkis Hernández, quien dijo conocer a Ayuso Rivera, ya que ambas trabajaron en la zona de Carolina, dijo estar sorprendida por el suceso, pues su amiga es instructora de tiro.

"El niño estaba en el 'car seat' (asiento protector). No era un acceso directo a que tuviese el arma de fuego. No es que el arma estuviera expuesta para que la cogiera en ese momento. El arma estaba guardada en su cartera. No es que fuera un descuido, pero ella, como tenenos el díario vivir de nosotros...", dijo Hernández.