Capitanes: la confección de un equipo contendor

01/03/2013 |
Los Capitanes de Arecibo armaron un equipo talentoso que los llevó a la primera posición en la serie regular. El sexteto arecibeño tampoco confrontó problemas para adelantar a la serie final.(Archivo)  
Los debutantes Capitanes de Arecibo no escatimaron en gastos para armar un equipo contendor en su primer año en la LVSM.

¿Cuál debe ser el camino a seguir de una franquicia con tal de lograr un campeonato?

A juzgar por la ruta que tomó la gerencia de los Capitanes de Arecibo, adquirir el mejor talento disponible a cualquier costo.

Hasta ahora, el plan de los debutantes Capitanes ha salido a la perfección, pues poncharon su boleto de finalista y cumplieron, en parte, con la meta que se propuso la gerencia compuesta por Luis Monrouzeau y José Couto. Sin embargo, no será hasta partir del próximo lunes, cuando los Capitanes de Arecibo y los Mets de Guaynabo se enfrenten en la serie final de la Liga de Voleibol Superior Masculino (LVSM), que se sabrá si valieron la pena los sacrificios.

Por ser una franquicia nueva, la administración arecibeña se dio a la tarea de escudriñar por el talento necesario para optar por el cetro nacional en su primera temporada. Precisamente, dos de sus principales piezas llegaron mediante un acercamiento de los Mets para venderles los contratos de Héctor “Picky” Soto y el líbero Gregory Berríos.

“Este equipo se confeccionó con una meta, que es ganar el campeonato y punto. La pasada administración (de los Mets) nos había llamado para ofrecernos los servicios de todos sus jugadores, pues estaban en el mercado de cambios”, explicó Couto.

Asimismo, hizo referencia a la disponibilidad para cambio o compra de Víctor “Vitito” Rivera y Luis “Feñito” Rodríguez, quienes formaron parte de los Mets en el 2011-2012.

“Nos interesó Picky y Gregory, pues en el sorteo seleccionamos a Edgardo (Goas, colocador y ganador de los premios de Novato y Acomodador del Año). Cuando las negociaciones con (David Quiñones) el entonces agente de Goas no prosperaron porque estaba pidiendo unos números muy altos, tomamos la decisión de cambiar a Edgardo a Guaynabo por Ángel Pérez (acomodador)”, sostuvo.

Además, llegaron a un acuerdo verbal para completar el cambio de colocadores, junto con la compra de los contratos de Soto y Berríos.

“A raíz de ese incidente, Edgardo se comunica conmigo y me dijo que bregara directamente con él, por lo que llegamos a un acuerdo rápidamente. Ahí el cambio por Ángel quedó sin efecto y compramos los contratos de Picky y Gregory”, sostuvo Couto.

Del mismo modo, los Capitanes sumaron mediante la agencia libre a otro ex integrante de los Mets, el central Rodríguez, quien no fue reservado. Arecibo completó el dueto de centrales al adquirir a Roberto Muñiz de los Leones de Ponce.

La gerencia arecibeña también hizo movidas entre cambios y el sorteo de jugadores para adquirir voleibolistas de la talla de Néstor Bracero, Dimar López y Joel Otero.

Las ambiciosas movidas rindieron frutos de inmediato. Arecibo dominó la serie regular y, a su vez, recorrió un camino relativamente fácil para llegar a la serie final operando con una nómina “promedio” para el voleibol.

“Ciertamente (la compra de jugadores) no fue una conducta típica de nosotros, comparado con nuestra forma de operar a los Capitanes del Baloncesto Superior Nacional, por ser un equipo nuevo. Solo teníamos a nuestras reservas y necesitábamos a esos jugadores. Comenzamos desde cero, pero la temporada ha cumplido todas nuestras expectativas”, enfatizó Couto.

Aunque reconoció que el apoyo de la fanaticada capitana no ha llegado a los niveles anticipados, la asistencia ha ido mejorando durante el transcurso de la postemporada.

“En los primeros juegos de la serie regular, la fanaticada fue respondiendo conforme a lo que nosotros esperábamos. Según el equipo fue posicionándose entre los primeros tres lugares, en donde estuvimos durante todo el torneo, esperamos un poco más de respaldo, pero ese respaldo no lo vimos y se mantuvo un promedio de entre 1,500 a 2,000 fanáticos por partido”, explicó Couto.

“En los cuartos de final no hubo un aumento de asistencia, pero en las semifinales sí, y ahora en la final esperamos que nuestra fanaticada abarrote el coliseo (Manuel ‘Petaca’ Iguina). Nosotros también entramos con una mentalidad que no existía en el voleibol, como la venta de abonos; tenemos asientos de arena y general. La misma mentalidad del baloncesto la implementamos en el voleibol y estamos rompiendo con lo que es normal, pero para ser nuestro primer año, definitivamente estamos contentos”, añadió Couto.