Diosdado Cabello promete que Chávez gobernará después del 10 enero

01/05/2013 | 04:40 p.m.
El reelegido responsable parlamentario, Diosdado Cabello, subrayó que Chávez "disfruta de un permiso de acuerdo con la Constitución". (AFP/Juan Barreto)  
El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela fue ratificado como jefe del Legislativo.

Caracas.- El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, fue ratificado hoy como jefe del Legislativo en un acto en el que prometió que el presidente, Hugo Chávez, seguirá siendo el jefe de Estado más allá del 10 de enero aunque no pueda cumplir con la asunción presidencial en esa fecha.

Sin margen para la sorpresa y con la, en palabras del propio Cabello, "mayoría evidente y contundente" de los 97 diputados del oficialismo (de los 165 escaños totales), el presidente del Parlamento unicameral fue ratificado hasta el 2014 al frente de una directiva copada completamente por el oficialismo.

Cabello juró el cargo en una sesión en la que el chavismo reivindicó su mayoría, rechazó cualquier acuerdo de consenso con la oposición y que convirtió en homenaje y declaración de respaldo a Chávez, convaleciente en Cuba de la cirugía a la que se sometió en diciembre y que pone en duda su presencia en Caracas el 10 de enero.

"Hugo Chávez Frías fue electo para ser presidente de la República y seguirá siendo presidente de la República más allá del día 10 de enero, no le quede duda a nadie, bien claro, a nadie le quede duda de eso", gritó Cabello durante su intervención ante los diputados.

El reelegido responsable parlamentario subrayó que Chávez "disfruta de un permiso de acuerdo con la Constitución", que le fue otorgado antes de partir a Cuba para operarse el 11 de diciembre de un cáncer del que oficialmente sólo se sabe que se encuentra en la zona pélvica.

"Y haremos que ese permiso sea cumplido", agregó.

La declaración de Cabello da continuidad al anuncio hecho ayer por el vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, de que si en cinco días Chávez no puede cumplir con el "formalismo" de jurar el cargo, lo hará posteriormente ante el Tribunal Supremo.

Esa es la solución que ha encontrado el chavismo en la falta de previsiones de la Constitución para la situación que ha originado la enfermedad del presidente y que de hecho había generado una gran expectación alrededor del acto de elección de la Junta Directiva en el Parlamento convocado para hoy.

De acuerdo con la Constitución, si se produjera la "falta absoluta" de Chávez el día 10 de enero Cabello debería asumir la Presidencia del país mientras se celebran elecciones en 30 días.

"No es el 10 de enero lo que establece si el presidente esté en falta absoluta o falta temporal; no tiene nada que ver", dijo hoy Cabello, al rechazar esa posibilidad como igual lo hizo Maduro anoche.

La Constitución es clara con respecto a la falta absoluta de un presidente electo, pero no en el resto de circunstancias que impidan su presencia en la posesión.

Cabello indicó que la oposición "puede darle la vuelta que quiera", pero "el 10 de enero jamás ni nunca se convertirá en un espacio para que la voluntad popular del pueblo en la calle del 7 de octubre sea vulnerada".

"Deberíamos estar todos luchando; todos para que no sea así", agregó.

La oposición rechazó que el oficialismo convirtiera la sesión de hoy en, según dijo el exchavista Ismael García, un acto de "reparto de cuotas de un partido", afirmando que el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) refleja así "su sectarismo, intolerancia y visión hegemónica".

El también diputado opositor Hiran Gaviria sostuvo a su vez que al serle negado al 42% de los diputados una representación en la directiva de la Asamblea el PSUV no solo demuestra "una conducta intolerante, excluyente y hegemónica sino también antidemocrática".

Los diputados del PSUV, subrayó, "creen que representan el 100% de la voluntad popular".

Cabello rechazó esas acusaciones y dijo que "la Asamblea es un escenario para el debate, pero no para la negociación".

En un acto posterior con seguidores chavistas a las afueras del Parlamento, Maduro dijo que el tratamiento que sigue el presidente, Hugo Chávez, tras la operación del día 11 amerita tranquilidad.

"En los próximos días seguiremos informando de las condiciones, de cómo evoluciona el tema respiratorio que tiene nuestro comandante. Ustedes saben que son tratamientos que ameritan tranquilidad y nosotros estamos tranquilos y le pedimos al pueblo que tenga confianza, seguridad, serenidad", exhortó.

Según el último reporte sobre su salud, divulgado hace dos días, Chávez presenta una insuficiencia respiratoria como consecuencia de una severa infección pulmonar.