Siguen temerosos por presencia de mercurio

01/08/2013 |
Marisol Santiago, vecina de Ciales, dijo que si la EPA está buscando es porque hay algo en los terrenos de su comunidad. ( Para Primera Hora / Nelson Reyes Faría)  
La EPA terminó ayer la excavación en el área afectada en la comunidad Alturas de Cordillera, en Ciales

Ciales. Aun cuando la Agencia de Protección Ambiental (EPA) se apresta a culminar los trabajos de excavación en el área afectada por mercurio en la comunidad Alturas de Cordillera, algunos vecinos siguen preocupados porque desconocen si ellos se contaminaron con el metal pesado.

Ayer, personal de la EPA realizaba los últimos trabajos de remoción y limpieza antes de dar por terminada la inspección que se ha extendido por las pasadas tres semanas.

“Lo que estamos haciendo es removiendo material adicional antes de hacer el muestreo final. Una vez lleguen los resultados, el próximo paso será reemplazar el concreto que fue removido y poner los buzones de vuelta”, indicó Geoffrey Garrison, coordinador de campo de la EPA.

Agregó que “a menos que no salga una lectura alta, podemos decir que ya terminamos con la excavación”.

Sin embargo, algunos vecinos, como Marisol Santiago Santiago, siguen intranquilos.

“Ellos dicen que no hay peligro, pero si ellos están buscando mucho es porque algo hay”, dijo la mujer quien vive con sus cuatro nietos en una casa cerca al área afectada.

De hecho, uno de sus nietos fue uno de los niños que tuvo contacto directo con la sustancia. El niño la recogió y la llevó hasta su casa y, posteriormente, hasta la escuela intermedia Toribio Rivera.

“Mi nieto encontró eso (el mercurio) en el área de los buzones y lo trajo a casa porque le pareció curioso por el color que tenía”, recordó.

Pasaron dos semanas en la que los niños jugaban y admiraban inocentemente el metal líquido.

“Estoy preocupadísima porque los nenes guardaron el mercurio en el mismo cuarto donde dormían. Dicen que lo más peligroso es inhalar ese vapor, así que imagínese el daño que les pudo causar a ellos, que respiraron esos vapores todo ese tiempo”, manifestó.

Asimismo, la mujer, que lleva viviendo en esa comunidad por los pasados 25 años, dijo también estar preocupada por su propia salud.

Mañana, personal del Departamento de Salud entregará y discutirá los resultados de unas pruebas de orina a las que fueron sometidos más de 40 vecinos.