“La Comay” se rebela

01/09/2013 | 00:00 a.m.
Wapa TV repitió ayer el programa del lunes luego que “Kobbo” Santarrosa renunciara. (Archivo)  
La gerencia del canal buscaba modos de disuadir al titiritero para que volviera.

El titiritero Antulio “Kobbo” Santarrosa presentó ayer su renuncia a Wapa TV tras no aceptar los nuevos términos establecidos por el canal que lo obligaban a grabar previamente su programa SuperXclusivo para ser evaluado por la gerencia antes de ir al aire como consecuencia de  las protestas y el boicot suscitados contra la emisión. 

Estos nuevos términos incluían además una reducción en su margen de ganancias a partir de la renovación de su contrato, el cual comenzarían a negociar Kobbo y Wapa  en el mes de marzo. La reducción respondía al retiro de auspiciadores de su espacio. 

Así aseguraron a Primera Hora varias fuentes de entero crédito que añadieron que Santarrosa había renunciado el pasado lunes, pero  la gerencia del canal no aceptó su dimisión. 

Sin embargo, al repetirse ayer, martes, las mismas circunstancias, el creador del personaje de “La Comay” abandonó el canal sin realizar el programa, razón por la que Wapa repitió el programa que fue emitido el lunes. En medio de la salida de Santarrosa, se suscitó además un fuerte intercambio de palabras entre Joe Ramos, presidente de Wapa TV, y el actor Héctor Travieso, quien ha fungido como coanimador de SuperXclusivo. Acto seguido, Kobbo despidió a su personal y les informó que el programa no se realizaría más. 

Santarrosa, de acuerdo con la fuente, manifestó su oposición a acatar  lo que calificó como censura al verse obligado a grabar dos horas antes de ir al aire, tal y como Ramos había adelantado a la prensa que sería la práctica una vez el titiritero regresara al canal luego de las vacaciones que tomó durante el periodo navideño.

Fue precisamente durante esta época que cobró fuerza un boicot convocado a través de la redes sociales contra el programa SuperXclusivo por un grupo de ciudadanos que manifestó su disgusto por su contenido, que consideraba  promotor de odio y violencia en el país.

El movimiento Boicot a La Comay nació  a raíz de unas expresiones realizadas por Santarrosa a través de su personaje de “La Comay” en torno al asesinato del publicista José Enrique Gómez Saladín, ocurrido el pasado 29 de noviembre de 2012.

Las expresiones de Santarrosa fueron: “Mi pregunta es qué hacía José Enrique Gómez Saladín en la calle Padial, en Caguas, donde es un foco de homosexualismo, prostitución y de cuanta cosa hay... La pregunta es ¿se buscó esto este señor José Enrique Gómez Saladín? ¿Tenía amistades con estas personas? ¿Anteriormente este señor era cliente de estas personas? ¿Tenía alguna amistad?”.

La estrategia de Boicot a La Comay consistió en presionar, mediante las redes sociales, a las firmas comerciales que pautaban sus anuncios en el horario de SuperXclusivo a que retiraran estos como una muestra de solidaridad con Gómez Saladín y de repudio al contenido del programa que, insistían, promueve el odio,  la homofobia y el racismo.

El 20 de diciembre un grupo de manifestantes se reunió en Nueva York frente a las oficinas de Intermedia Partners, propietarios de Wapa y Wapa América, para presionar de manera que el  presidente de estas estaciones, Joe Ramos, saque del aire el programa SuperXclusivo.

Influyó el boicot

En cuestión de semanas, la cuenta de Facebook del boicot contaba con más de 72,000 seguidores y se habían retirado decenas de auspiciadores. 

Aunque inicialmente Ramos había restado importancia al boicot, Primera Hora supo ayer que algo que influyó en el deseo de Santarrosa de renunciar fue que a su regreso a Wapa fue informado por la gerencia de que su programa sufriría un recorte de presupuesto debido, precisamente, al retiro de auspiciadores.

Al  cierre de esta edición, Primera Hora había tratado infructuosamente de obtener alguna reacción directa de Santarrosa, Ramos o la relacionista de Wapa, Migdaliz Ortiz. Sin embargo, sí fue de conocimiento que la gerencia de Wapa permaneció reunida anoche por varias horas en busca de alguna solución para intentar retener al productor y talento de su programa de mayor rating por los pasados 14 años. 

Reacción inmediata 

El activista Francisco “el Jimagua” Cartagena Méndez, quien organizó las manifestaciones frente a Wapa  contra “La Comay”, manifestó:

“Este es el logro de las tres protestas frente a Wapa y de la presión de miles de personas que se han mantenido firmes en boicot por las redes sociales y en el reclamo de la cancelación de un programa que nunca debió existir. Hoy el pueblo celebra que hay menos odio en la televisión puertorriqueña. Hoy se celebra que no se ridiculizará a los homosexuales, a las personas de color y obesas, a la mujer y a los ancianos en ‘La Comay’. Hoy, con la salida, Héctor Travieso y Antulio Santarrosa de la televisión y de SuperXclusivo, Puerto Rico es mucho mejor.

Emplazamos a Joe Ramos y a Wapa TV a que acepten la carta de renuncia de Antulio Santarrosa. Suelte la muñeca de trapo, Joe Ramos, esa muñeca que por más de una década  ha mancillado a miles de familias puertorriqueñas y artistas, que ha mancillado la dignidad de las personas y la comunidad LGBTT, Puerto Rico está mejor sin el odio de ‘Kobbo’ y Héctor Travieso en SuperXclusivo”.

Reacciona Pedro Julio

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano reaccionó a las informaciones publicadas por varios medios de comunicación en torno a la posible renuncia de Antulio "Kobbo" Santarrosa a WAPA TV. "El País me conoce y siempre he sido responsable, respetuoso y prudente. Hasta que no se confirme la información vertida en varios medios sobre la posible renuncia de Santarrosa, no emitiré opinión sobre esa determinación. Pero si puedo adelantar que este movimiento de pueblo, que este boicot, no acaba hasta que finalmente no se confirme que SuperXclusivo - y lo que representa - está fuera del aire", aseveró Serrano.

“Es momento de que los demás medios de comunicación, que en su mayoría cumplen con la función social de educar y entretener, evalúen el contenido de su ofrecimiento al País para asegurarse de que no violen la dignidad individual y colectiva de nuestra patria" expresó.