Por primera vez en 17 años no entra nadie al Salón de la Fama

01/09/2013 | 03:31 p.m.
Bonds recibió solo 36.2 por ciento del favor de los votantes. Clemens alcanzó 37.6 y Sosa 12.5. (AP)  
Roger Clemens, Barry Bonds y Sammy Sosa quedan fuera de la votación, que también dejó fuera de Cooperstown a los boricuas Edgar Martínez, Bernie Williams, Santos Alomar Jr. y Roberto Hernández.

Por vez primera desde el 1996 ningún ex jugador fue seleccionado para ingresar al Salón de la Fama.

Así quedó todo hoy cuando la Asociación de Cronistas del Béisbol de Norteamérica reportó que ninguno de los candidatos en la boleta para posible exaltación en el 2013 sobrepasó el 75 por ciento de los votos requeridos para ingresar al recinto.

La matrícula que estaba siendo considerada era encabezada por estelares jugadores tales como Roger Clemens, Barry Bonds y Sammy Sosa. También contaba con los boricuas Edgar Martínez, Bernie Williams, Santos Alomar Jr. y Roberto Hernández.

Con los resultados, se prueba que el panel de electores ha decidido castigar a jugadores relacionados con la era de los esteroides en las Grandes Ligas. Ninguno de los boricuas está ligados a ese fantasma pero Bonds, Clemens y Sosa sí.

Bonds recibió solo 36.2 por ciento del favor de los votantes. Clemens alcanzó 37.6 y Sosa 12.5.

Los tres tendrán derecho a elección por el mismo panel por 14 años más siempre y cuando cada año superen el favor del 5 por ciento del electorado.

Craig Biggio, quien terminó su carrera con 3,060 hits, fue el pelotero que más votos recibió al alcanzar el 68.2 por ciento de los 569 votos emitidos. Otros candidatos de primer año que tampoco lograron el mínimo para ser nombrado hall of famer fueron Mike Piazza, quien recibió 57.8 por ciento, y Curt Schilling, quien obtuvo un 38.8 por ciento.

Williams, por su parte, quedará fuera de futuras boletas luego de solo obtener 3.3 por ciento de los votos. Alomar Jr. y Hernández tampoco seguirán en las boletas.

Mientras, Martínez obtuvo 35.9 por ciento quedando así para futuras consideraciones. Estaba en su cuarta oportunidad.