Estudiantes de la UPR piden cambios en la Junta de Síndicos

01/11/2013 |
El presidente del Consejo de Estudiantes, Álvaro L. Moreno, dijo que también buscan que se elimine la ley que instauró el voto electrónico. ( Archivo)  
Consejo General de Estudiantes del Recinto de Río Piedras de la UPR anunció que comenzó oficialmente el cabildeo para se den cambios en la Junta de Síndicos.

Aunque el gobernador Alejandro García Padilla le restituya los fondos perdidos a la Universidad de Puerto Rico (UPR), no hay seguridad de que ese dinero se utilice para cancelar la cuota de los $800, ya que esa decisión queda en manos de la Junta de Síndicos (JS), que está controlada por miembros designados por el ex gobernador Luis Fortuño.

Precisamente ayer, el Consejo General de Estudiantes del Recinto de Río Piedras de la UPR anunció que durante esta semana comenzó oficialmente el cabildeo para se den cambios en la Junta de Síndicos y se elimine la cuota de $800 de estabilización fiscal.

“... comenzamos oficialmente el cabildeo con diversos legisladores y miembros del Ejecutivo para la presentación de tres proyectos de ley que persiguen, entre otras cosas, devolver a la UPR los fondos dejados de recibir por concepto de la Ley 7 de 2009 y, a su vez, que se desarrollen cambios en la Junta de Síndicos para que la comunidad universitaria esté más representada en la estructura de gobernanza de mayor jerarquía dentro del ordenamiento legal de la UPR”, señaló Álvaro L. Moreno Ávila, presidente del Consejo.

Ante este panorama, lo que más le convendría al actual gobierno es cambiar la composición de la JS.

Fuentes vinculadas a la Junta indicaron ayer que “muchos de ellos quieren irse, porque aceptan que con el nuevo gobierno ha habido un cambio de política pública, de visión, sobre lo que es la Universidad.

Lo que se comenta en la UPR es que la profesora Aida Álvalo es la única que no estaría en esa disposición.

“Hay que quitarle esa carga onerosa (la cuota) sobretodo a los estudiantes más pobres”, dijo ayer la síndico Marisara Pont, quien planteó que sus compañeros deben tomar en consideración que el número de estudiantes de la UPR ha ido mermando.

“El objetivo del gobernador es que la UPR sea una institución de excelencia académica y de acceso a todos los puertorriqueños, irrespectivamente de su clase económica”, dijo Pont, quien hizo un llamado a la JS a que “sea sensible en eso”.