Barajan fichas por el escaño de Colberg

01/11/2013 |
Héctor Ferrer no descarta aspirar al escaño que deja Jorge Colberg en la Cámara de Representantes; Roberto Vigoreaux dice que a él, le corresponde la silla.
El ex representante Héctor Ferrer aún está en carrera por el antiguo escaño de Jorge Colberg. (Archivo)  

Héctor Ferrer no descarta aspirar al escaño que deja Jorge Colberg en la Cámara de Representantes; Roberto Vigoreaux dice que “en justicia” es a él al que le corresponde la silla; y, por otro lado, se dice que en el Partido Popular Democrático (PPD) se considera al abogado René Arrillaga Armendáriz como sustituto del próximo secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza.

El PPD, políticamente, tiene múltiples opciones para llenar el escaño que deja Colberg, plaza que se abre precisamente en momentos en que se avecina una de las reformas más dramáticas de la Legislatura: una que promete restarles ingresos sustanciales a los legisladores.

“Lo que he dicho es que no descarto volver a la política. Cuando se presente el momento, tengo que considerar las circunstancias que rodean ese momento, que incluye lo político, lo profesional y lo personal; la economía familiar”, dijo textualmente el ex portavoz del PPD en la Cámara.

Ferrer, quien parece haber superado ante el electorado los efectos del incidente personal que tuvo con su ex compañera, situación que lo llevó a dimitir a su candidatura a alcalde de San Juan, dijo ayer que en última instancia va a ser el pueblo el que definirá su futuro político.

En cuanto al proceso para llenar la vacante de Colberg, que apenas comienza, sostuvo que el lunes empiezan a contar los 15 días para que la renuncia del legislador sea final y firme. Que entonces se supone que la Cámara advenga en conocimiento de esa renuncia; la misma se le informa al Partido, “que debe determinar a base del ordenamiento jurídico en qué forma se va a sustituir al legislador”.

El ex legislador Vigoreaux le concedió ayer al PPD la potestad de decidir cómo llena el escaño, pero advirtió que en tres ocasiones corridas –las más recientes– dicho trámite se completó escogiendo al que más votos había sacado en la primaria sin resultar electo. “En justicia”, sententenció, es a él al que le corresponde el cargo.

Yaramary Torres, la segunda en esa lista, se salió ayer del medio al endosar a Ferrer.

“La última información que tengo es que van a empujar a René Arrillaga, que compitió por el precinto 5 (de San Juan, Guaynabo y Aguas Buenas)”, dijo una fuente, que confió que el problema con Ferrer es que con su proyección podría lacerar la imagen del presidente de la Cámara, Jaime Perelló.

También se comentaba en el PPD si económicamente a Ferrer le conviene volver en estos momentos a la Cámara.

Otro nombre que también sonó ayer fue el del ex candidato a comisionado residente en Washington Rafael Cox Alomar, pero en una conversación con Primera Hora, este descartó categóricamente que le interesa ahora mismo un puesto de carácter electivo.

El ex secretario del Partido Popular Eudaldo Báez Galib explicó que la Constitución dicta que la vacante de un senador o representante por acumulación se llenará a propuesta del partido político al que pertenecía el legislador en la misma forma en que lo fue su antecesor. La Ley Electoral permite métodos alternos, como una asamblea de delegados o de pueblo, siempre que se den unas garantías a los candidatos.

Báez sostuvo que, en la práctica, los partidos lo que suelen hacer es conversar con los aspirantes para buscar que dejen espacio abierto a la persona que la colectividad quiere.

A finales del cuatrienio pasado, el hoy senador por acumulación Aníbal José Torres perdió en los tribunales un escaño vacante. El ex presidente del Senado provocó ese desenlace al impugnar en corte la selección de Torres.

Esta vez, la situación es distinta porque la Cámara la controla el PPD, además de que el caso de Torres contra Ángel Rodríguez involucraba a un legislador por acumulación contra uno de distrito.