El rojo, el nude y el encaje fueron la nota predominante en los Golden Globes

01/13/2013 |10:39 p.m.
El desfile de celebridades se alargó por espacio de dos horas en los exteriores del hotel Beverly Hilton, donde se tuvieron que colocar estufas gigantes por primera vez en la historia del certamen debido a la climatología. Eso no importó para que los artistas exhibieran sus mejores galas.
Adams desfiló con un Marchesa de tul con pedrería y corte sirena, peinado años 20 con recogido lateral y ondas al agua, además de zapatos con plataforma en nude. (Frederick J. Brown)  

El atípico frío que azotaba hoy Los ngeles no impidió que el glamour se apoderase de la alfombra roja en la 70 edición de los Globos de Oro, donde el rojo, el nude y los encajes fueron la nota predominante y en la que Jennifer Lawrence, Claire Danes, Amy Adams y Megan Fox se llevaron grandes alabanzas.

El desfile de celebridades se alargó por espacio de dos horas en los exteriores del hotel Beverly Hilton, donde se tuvieron que colocar estufas gigantes por primera vez en la historia del certamen debido a la climatología.

Eso no importó para que los artistas exhibieran sus mejores galas.

El Dior Couture palabra de honor rojo de Lawrence estuvo entre las grandes aciertos de la velada. La actriz optó por acompañarlo con un cinturón metálico, joyas de Chopard y un escote balconette que recordaba al diseño de Jean Paul Gaultier que popularizó en su momento Madonna.

Por el mismo tono optaron Claire Danes, Marion Cotillard y Zooey Deschanel, entre otras. El de Danes, que lucía pelo suelto con ondas, era un Versace cuello halter con pequeña cola que, según confesó, se probó por primera vez la noche anterior y que combinaba con el color de sus zapatos.

Deschanel, que apostó por un Oscar de la Renta con escote corazón, collar, pulsera y pendientes de perlas y el pelo recogido en una coleta, buscaba "un look socialité de los años 60", según comentó a los medios. La actriz volvió a sorprender con su manicura y si el año pasado vistió sus uñas de esmoquin, esta vez optó por darles un toque cinematográfico, con cámaras y rollos de película.

Cotillard escogió un Dior palabra de honor adornado por un cinturón metálico, un detalle que recordaba bastante al de Lawrence. El de la francesa era un vestido con un largo asimétrico que comenzaba por encima de la rodilla y llegaba hasta media pierna.

Entre los nude más agraciados se contaron los de Amy Adams, Megan Fox, Kerry Washington y Amanda Seyfried, absolutamente espectaculares sobre la alfombra roja.

Adams desfiló con un Marchesa de tul con pedrería y corte sirena, peinado años 20 con recogido lateral y ondas al agua, además de zapatos con plataforma en nude. Por su parte Fox deslumbró con pendientes largos con gemas en rosa palo y un palabra de honor "ajustado y de encaje, que es lo que importa", indicó a los reporteros.

El Miu Miu de Washington con apliques de pedrería adornado por un reloj Movado vintage provocó varios suspiros, al igual que el Givenchy de encaje de Seyfried con broche en el cuello, pelo suelto y maquillaje discreto.

El calor latino se hizo notar especialmente con la presencia de Eva Longoria y una vertiginosa abertura en su vestido de manga larga, que recordaba al de Angelina Jolie en la pasada edición de los óscar.

La actriz, con peep toes negros, mostró un pronunciado escote, aunque más discreto que los de la colombiana Sofía Vergara y la mexicana Salma Hayek, que aparecieron con similares palabras de honor resaltando sus generosas curvas.

Por su parte Jessica Alba apostó por un escote corazón en color coral y Jennifer López por un encaje blanco con pequeña cola, diseñado por Zuhair Murad.

Otros vestidos que dieron mucho que hablar fueron los de Jessica Chastain -un Calvin Klein vintage azul con escote halter que le recordaba "a una catarata", reconoció la intérprete-, Naomi Watts con un Zac Posen burgundy con cola, manga larga y escote en la espalda, y Michelle Dockery, perfecta en un Alexandre Vauthier ajustado hasta el suelo en color blanco, con encaje dorado en la parte superior y cuello alto.

Más notas destacables llegaron de la mano del Donna Karan negro de Debra Messing, el Roberto Cavalli blanco de Hayden Pannetiere y, sobre todo, el Monique Lhuillier blanco de Julianne Hough, con aplicaciones doradas, que acompañó de cartera de mano negra y dorada y pelo recogido con tupé.

"Es un vestido que grita que es arriesgado", admitió Hough sobre la alfombra roja.

Asimismo deslumbraron Alyssa Milano con un Ports 1961 calabaza, Anne Hathaway de Chanel 2009 -un dos piezas en blanco brillante-, Nicole Kidman de Alexander McQueen -negro con bordados dorados y rejilla-, Julianne Moore de blanco y negro y con escote a la espalda y, finalmente, una elegante Rachel Weisz de Louis Vuitton con falda transparente y topos negros.

Entre los hombres triunfó el esmoquin y la pajarita en la mayoría de los casos, como hicieron Bradley Cooper, Hugh Jackman, Daniel Craig, George Clooney, Leonardo DiCaprio y Ben Affleck, si bien hubo quien se decantó por la corbata como Benedict Cumberbatch, Michael J. Fox, Robert Pattinson o Denzel Washington.

Tags

Golden Globes